Tras haber sido nombrado como uno de los estados con más desvíos de dinero público y opacidad en el 2015, el año pinta bien para la entidad pues ahora se posiciona en cuarto lugar como uno de los estados más transparentes y menos corruptos a nivel nacional.

Quintana Roo sobresalió con una calificación de 98.8 puntos en el Índice de Calidad de Información, adjudicados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tras demostrar eficiencia en la aplicación de recursos y rendición de cuentas.

Desde 2016, con la gestión del Gobernador Carlos Joaquín, el estado ha sumado varios avances en la rendición de cuentas y otros indicadores contra la corrupción; Quintana Roo también obtuvo el segundo lugar en generación de ingresos propios con una medición de 71.5 puntos.

Cabe resaltar que la entidad también pasó del último lugar al tercero a nivel nacional en cuanto a Transparencia y Gobierno Abierto.

Deja una respuesta