Además de la emergencia sanitaria por COVID-19 que se vive en el país, las autoridades también se enfrentan a otro problema: en México más de 100 personas han muerto a causa del consumo de alcohol adulterado.

En diversos estados se han puesto restricciones con respecto al consumo de alcohol durante la contingencia y en algunos otros hay desabasto, la situación desató la compra de bebidas alcohólicas de forma clandestina.

Los casos de fallecidos a causa de alcohol adulterado se han reportado en Jalisco, Puebla, Morelos, Veracruz y Yucatán.

El estado con mayor número de decesos ocurridos por esta causa es Puebla, con 70 muertes registradas durante el fin de semana.

Deja un comentario