El Presidente Nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar, puso sobre la mesa una nueva propuesta en la que planteó que el INEGI tenga acceso a la información bancaria y fiscal de los mexicanos, para verificar el patrimonio inmobiliario y financiero. 

Cada dos años el Instituto proporcionaría la información relacionada con los activos de los habitantes; de esta forma se podría conocer la concentración de poder de algunas empresas.

Ramírez Cuellar explicó que hay una riqueza en el país totalmente inobservada. La propuesta pretende medir la desigualdad y concentración de la riqueza, más que el gasto e ingresos de las personas. 

Esta idea fue plasmada en un documento que se conforma por cinco puntos dados a conocer por el Comité Ejecutivo de Morena. El primer punto habla sobre el “Estado de Bienestar” que asegure derechos para todos los ciudadanos.

En segunda instancia se propone medir la riqueza a través del INEGI. El tercer punto abunda en la “progresividad fiscal” aplicada a la propiedad, la riqueza, el ingreso, las emisiones de dióxido de carbono y los daños a la salud. El último punto propone que la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) tenga mayor poder para vigilar la concentración y el poder que tienen las empresas.

Deja una respuesta