Ante la reactivación turística en el estado, el Gobernador Carlos Joaquín solicitó al Gobierno Federal la autorización para el paso aduanero de pruebas rápidas para detección de COVID-19, ya que con ellas se fortalecerían los protocolos sanitarios en las zonas donde arriban turistas.

Para el estado es importante realizar pruebas constantes que permitan detectar oportunamente los contagios, no sólo entre los turistas sino también entre el personal que tiene contacto con ellos. 

En relación a ello, Miguel Alejandro Pino Murillo, titular de la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios en Quintana Roo, explicó que en caso de que un estado requiera adquirir las pruebas utilizadas en otros países, serían retenidas en aduana al no contar con un permiso. 

“Sería algo como un permiso especial para su introducción, no para comercialización sino para el uso exclusivo del sector salud. Porque ya viene la reactivación y con la llegada de visitantes es necesario poder realizar pruebas más rápidas”, agregó

Deja una respuesta