Al menos 7 personas han muerto envenenadas por consumir alcohol adulterado en el municipio de Acanceh en Yucatán. Los fallecidos fueron engañados, pues en vez de venderles aguardiente, consumieron propanol, que tiene un volumen de 96 por ciento de alcohol puro.

El alcohol isopropílico, también conocido como Propanol, es una sustancia nociva para la salud, ya que es más poderosa y dañina que el alcohol etílico que venden en las farmacias. Esta sustancia es utilizada para la realización de desinfectantes y limpiadores.

Los muertos presentaron quemaduras y daño en la córnea de los ojos, motivo por el cual perdieron la vista; presentaron disminución del nivel de conciencia, dolor de cabeza, mareo, respiración lenta y baja presión.

Este domingo 10 de mayo la Policía Estatal de Investigación (PEI) arrestó al responsable de vender el alcohol adulterado, el detenido fue identificado como “Martín”, quien es el principal distribuidor de alcohol adulterado en Acanceh y sus comisarías, junto con su vendedor, quien murió por haber consumir dicha sustancia.

El sujeto deberá responder por las siete muertes que van hasta la fecha.

Deja una respuesta