Este miércoles autoridades del municipio de solidaridad, en Quintana Roo, anunciaron que a partir del 7 de mayo se establecerá el toque de queda para contener los contagios por COVID-19. Quien no acate el toque de queda se podría hacer acreedor a una sanción administrativa.

Esta medida se mantendrá hasta nuevo aviso, por lo que todas las personas deberán permanecer en sus casas a partir de las 19:00 horas hasta las 5:00 de la mañana, detalló la Secretaría de Seguridad Pública de Solidaridad.

“Estamos atravesando las semanas más difíciles de la pandemia provocada por el Covid-19, es momento de redoblar el esfuerzo colectivo para frenar la curva de contagios y salvar vidas”, agregó la dependencia.

La sanción por no acatar el toque de queda podría ser de 36 horas de arresto a quien interfiera o se oponga a las mismas.

Deja una respuesta