Chetumal es la capital de uno de los estados más jóvenes de México, también es la puerta que conecta al país con Centroamérica.

Sus orígenes mayas la denominaron Chaktemal “lugar donde abunda el chakte (árbol rojo)”; la caribeña ciudad fue el cacicazgo maya que dominaba el sur de Quintana Roo.

La ciudad surgió para consolidar los derechos territoriales del país, regular el tráfico de mercancías, embarcaciones y armas en medio de la Guerra de Castas. Esto a cargo del Vicealmirante Othón Pompeyo Blanco de Cáceres que fundó la aldea de Payo Obispo.

Levantada en la base de distintas culturas, Chetumal se rodeó de casas de madera estilo inglés debido a su cercanía con Belice. Campesinos y aventureros de todo México y el mundo llegaron para establecerse pues encontraron una oportunidad de comercio.

Sin embargo, en 1955 un inesperado giro derribó la zona. El huracán Janet llegó sin previo aviso llevándose a su paso diversas construcciones y cobrando miles de vidas.

Y así como todo lo que se hunde, Chetumal salió a flote 19 años después cuando se consolidó como la capital del estado de Quintana Roo en 1974. En una nueva etapa donde sobresalió por ser una zona libre de aranceles y un punto de atracción para comerciantes de todo el país.

Hoy se conmemoran 122 años de la ciudad donde inicia México, aquella que su misma gente ha levantado una y otra vez.

Deja una respuesta