La planta porcícola más grande de la península, Kekén Maxicarne, ubicada en la comisaria Sahé en Yucatán, se incendió este domingo provocando pérdidas multimillonarias entre inmobiliario y productos.

En punto de las 8 AM los vecinos se percataron de una gran columna de humo negro que salía de la planta, por lo que rápidamente avisaron a las autoridades. Cerca de cinco pipas arribaron al lugar con agua para sofocar el incendio; también arribaron ambulancias de servicio privado.

Los trabajadores del lugar aseguran que el incendio comenzó en el área de la empacadora por lo que trataron de apagar las llamas, pero estas se salieron de control. Pronto el fuego abarcó otras áreas de la planta, lo que produjo un colapso en varias partes de la instalación.

Ante la magnitud del siniestro, los empleados de la planta fueron desalojados. Vecinos de zonas cercanas reportaron la caída de cenizas e incluso pedazos de carbón.

Deja una respuesta