LOS NIÑOS QUE PERMANECEN EN LA CÁRCEL MIENTRAS SUS MADRES CUMPLEN CON SU CONDENA

Siete niños viven con sus madres que se encuentran recluidas en el Área femenil del Cereso de Chetumal, esto a causa del desamparo y ausencia de familiares que les obliga a estar en esta situación.

En la cárcel hay seis recluidas con hijos, una de ellas tiene dos infantes y las otra cinco sólo uno. Entre ellos existe un bebé que recientemente fue bautizado, los otros oscilan entre los cuatro y nueve años de edad.

La Dirección General del Cereso les permitió a las reclusas vivir al lado de sus hijos, a través de la firma de una carta en donde puntualizan que la institución no se hace responsable en caso de riesgo para los infantes. Para estos niños pasa por alto el Día del Niño.

Deja una respuesta