Walmart, la cadena de tiendas departamentales más grande de México y Latinoamérica, se enfrenta ahora al reclamo del pago de impuestos por 10.5 mil millones de pesos emitido por el SAT.

La cifra se deriva de supuestas diferencias en el pago de impuestos por la operación de la compra de la división de restaurantes VIPS por parte de ALSEA, que ocurrió años atrás en el 2014. El monto también incorpora actualizaciones, recargos y multas para la empresa.

La compañía se encuentra evaluando alternativas legales para impugnar la petición, ya sea por la vía administrativa o judicial, además ya procedió a presentar un recurso de revocación ante las autoridades fiscales para que se realice una valoración adecuada.

Los especialistas de la Casa de Bolsa Monex, piensan que Walmart podría ser capaz de demostrar que ha cumplido en tiempo y forma con sus obligaciones fiscales por lo que el oficio no procedería.   

Deja una respuesta