La inseguridad a la que se enfrentan los transportadores de carga que se trasladan a través de los estados de Tabasco y Campeche pone en riesgo el abasto de alimentos y mercancía en Quintana Roo.

El Presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), Enrique González Muñoz, prevé esta situación en el estado debido a que el 36% del autotransporte de carga está detenido ante la emergencia sanitaria por el Coronavirus, sumado a ello el incremento de los robos a los operadores de las unidades del sector.

González Muñoz explicó que grupos organizados por medio de apedreos hacen que los camiones se detengan para ser robados e incluso algunos choferes se enfrentan a la quema de sus unidades durante su trayecto. Es por ello que el traslado de mercancías podría ser suspendido, lo que causaría desabasto para los quintanarroenses.

Deja una respuesta