A pesar de las medidas que se las autoridades han dictaminado para evitar la propagación por contagios de COVID-19, hay personas que aún salen de sus casas a realizar ejercicio como andar en bicicleta, correr o trotar; algunos se ejercitan con el equipo de protección necesario y manteniendo la “sana distancia” pero eso podría no ser suficiente.

De acuerdo a un estudio realizado por investigadores de la Universidad Tecnológica de Eindhoven y la Universidad Católica de Lovaina (KU Leuven), la sana distancia (1 a 2 metros de distancia) no es suficiente cuando se trata de realizar actividad física que implica mucho movimiento.

El análisis comprueba que una persona que camina o trota puede dejar partículas “contaminadas” hasta por 4-5 metros detrás de ella, mientras que un individuo que corre o anda en bicicleta podría dejarlas hasta por 10 metros atrás. Es por eso que se considera riesgoso salir a ejercitarse en medio de la emergencia sanitaria que se vive en el país, a pesar de respetar la distancia recomendada.

FUENTE: Towards aerodynamically equivalent COVID19 1.5 m social distancing for walking and running (Estudio realizado por la Universidad Tecnológica de Eindhoven y la Universidad Católica de Lovaina)

Deja una respuesta