Este jueves entró en vigor la Ley de Amnistía que permitirá la liberación de personas que no cometieron delitos considerados como graves, así como los que viven en situación extrema de vulnerabilidad.

También implicaría un beneficio para mujeres acusadas del delito de aborto e indígenas que no contaron con intérpretes o defensores que conocieran su lengua durante su proceso legal.

Esta Ley fue aprobada el lunes por el Senado en medio de la contingencia por COVID-19, con la finalidad de prevenir la multiplicación de contagios dentro de las cárceles federales del país.

El Decreto fue firmado por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y publicado este miércoles en el Diario Oficial de la Federación.

Deja una respuesta