Ante riesgo de contagio por COVID-19, los chetumaleños han seguido las indicaciones sanitarias como el uso de cubre bocas, sin embargo, se han encargado también de obstruir el drenaje de la ciudad al desechar el material sanitario en la vía pública y sus sanitarios.

El Coordinador de operación de CAPA, Ángel Huape López, informó que cubre bocas, guantes de látex y batas hospitalarias han aparecido en grandes cantidades en las descargas de la planta de tratamiento.

El sistema de drenaje podría colapsar durante época de lluvias debido a que hasta el momento se encuentra en su máximo nivel de capacidad y los desechos que se suman al problema podrían ocasionar inundaciones.

Huape López invitó a la ciudadanía a informarse sobre las formas correctas desechar dichos productos una vez que ya no son útiles.

Deja una respuesta