La Secretaría de Seguridad Pública clausuró 21 negocios en Chetumal por vender bebidas alcohólicas después del horario límite que en días pasados establecieron las autoridades, como medida por la emergencia sanitaria debido al COVID-19.

Para los dueños de los negocios que fueron clausurados, se determinó que serían acreedores de una multa por 100 mil pesos y la cancelación definitiva de su patente.

En la última semana la policía ha recibido más de 136 llamadas de denuncia sobre la venta ilegal de alcohol, aunque dos terceras partes se trataron de falsas alarmas. Al menos en 25 ocasiones solo se trató de reuniones donde estaba consumiendo bebidas alcohólicas por lo que los asistentes fueron retirados.

Deja una respuesta