La emergencia sanitaria por el Coronavirus ha ocasionado que muchos restaurantes de la capital suspendan la entrada de clientes y comiencen a optar por envíos a domicilio, sin embargo, el número de personas que piden a domicilio es cada vez menor.

Un 40% de los 200 restaurantes afiliados a la Unión de Restaurantes, Bares y Minisúper de la ciudad, están laborando con pérdidas de hasta el 90%, según explicó Joaquín Noh Mayo, dirigente de la unión.

Agregó que han comenzado a implementar promociones, pero sus ventas siguen sin aumentar y Noh Mayo prevé que “todavía falta lo peor y va a ser un escenario muy complicado” ante la crisis económica que se avecina por el COVID-19.

Deja una respuesta