El Gobierno del Estado de Yucatán informó que una persona privada de su libertad en el Centro de Reinserción Social de Mérida fue diagnosticada como positiva al COVID-19, por lo que se le ha aplicado el protocolo sanitario y de aislamiento correspondiente.

Se trata de un varón yucateco de 60 años que registra síntomas leves y no requieren hospitalización, esta persona sólo tenía contacto con otras tres, las cuales no presentan síntomas, pero están en aislamiento y bajo vigilancia médica, con el propósito de evitar la propagación de los contagios.

El estado de salud de dicha persona es estable y se encuentra en un área totalmente aislada del resto de la población penitenciaria.
Al interior del penal meridano se habilitó un área de aislamiento para atender este tipo de casos, a fin de proteger la salud de las personas que se encuentran privadas de su libertad.

Deja un comentario