El Hospital General Regional 17 del IMSS ubicado en la Ciudad de Cancún, se convirtió en el epicentro de brote intrahospitalario por el nuevo Coronavirus.

Esto generó que 12 médicos especialistas se infectaran con el virus y quedaran incapacitados para continuar con sus labores, previamente el personal del hospital ya había hablado de la falta de equipo para protección e insumos para atender a pacientes con el padecimiento, además de no contar con la infraestructura necesaria.

El personal de salud infectado asegura que solicitaron su incapacidad para aislamiento durante 14 días, pero la autorización no fue fácil pues mencionan que los directivos hacen caso omiso ante la gravedad de la situación.

Por otro lado, hasta hace siete días en la clínica ya se encontraban 35 personas internadas con la sospecha de padecer COVID-19.

Deja una respuesta