Investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard explicaron que el manubrio de los carritos de supermercado podría ocasionar un contagio por COVID-19 ya que muchas personas tienen contacto con él.

De esa forma es como uno de los artefactos más usados para ir de compras se ha convertido en un peligroso foco de infección durante la Pandemia Mundial por Coronavirus.

Los expertos recomiendan para ello utilizar toallitas desinfectantes o guantes desechables para evitar el contacto directo.

Deja una respuesta