Esta mañana una persona se percató de los llantos de un recién nacido que había sido puesto dentro de una bolsa y abandonado en una zona baldía de la supermanzana 236 en la ciudad de Cancún.

El individuo lo comunicó de inmediato a las autoridades que acudieron al rescate del bebé para trasladarlo al Hospital General de Benito Juárez donde se le brindarían los cuidados necesarios.

Hasta el momento se sabe que el recién nacido es de sexo masculino y se encontraba en buen estado de salud a pesar de la situación.

Deja un comentario