Empleados del ISSSTE en Cancún, se manifestaron a las afueras de la clínica para denunciar que los directivos han ordenado que se revisen sus pertenencias y automóviles con la finalidad de asegurarse que nadie robe material o equipo del hospital, lo que los trabajadores han denominado como hostigamiento.

También resaltaron que el hospital no cuenta con los insumos necesarios para atender a los pacientes con COVID-19 además de carecer de equipo de protección para los que laboran dentro de la institución.

De igual forma, explicaron que, por parte de Recursos Humanos no han obtenido permisos de retiro para personas con enfermedades como diabetes, hipertensión, cardiopatías, influenza y otros síntomas de gripa que ponen en riesgo la salud de los trabajadores de la clínica.

Como es el caso de una empleada que laboraba en el área administrativa y dio positivo ante la prueba de COVID-19. Recientemente una de sus compañeras también solicitó una licencia médica ante la sospecha de haberse contagiado.

Por otro lado, los manifestantes hicieron un llamado al Lic. Luis Miguel Victoria Ranfla, Presidente del CEN del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE, denunciando la falta de ética y atención de sus directivos ante la situación que están viviendo.  

Deja una respuesta