Verificadores y supervisores del INEGI se han manifestado en distintos estados de la república debido a las irregularidades que han presentado en su contrato durante la reciente situación de emergencia sanitaria que se vive en México.

Después de que el Gobierno Federal anunciara el cese de actividades no esenciales en el país, la institución los retiró y ahora los trabajadores afirman que ésta los obligó a firmar renuncia voluntaria por la pandemia de Coronavirus.

Los participantes del Censo 2020, denuncian que el INEGI no respetó la fecha de terminación de contrato que era hasta el 17 de abril y que además no pagaron la cantidad correspondiente por su trabajo.

En redes sociales el organismo publicó un comunicado mencionando que debido a la contingencia sanitaria suspenderían la etapa de verificación hasta nuevo aviso pero que continuarían el seguimiento vía remota de cuestionarios en línea.

Deja una respuesta