Para evitar más contagios por COVID-19, la Policía de Quintana Roo comenzó el operativo “Máxima Presencia” para inhibir la movilidad de los ciudadanos e incitarlos a quedarse en casa durante la contingencia, además de monitorear las entradas al estado e informar a los habitantes sobre las respectivas medidas de higiene para evitar contagios por el virus.

También se colocaron 1640 cámaras de forma permanente realizando patrullajes tecnológicos en los C4 del estado.

Por otra parte, las patrullas recorren las ciudades de Quintana Roo utilizando un mensaje de advertencia sobre alerta sanitaria para que las personas que se encuentran fuera de sus hogares vuelvan a resguardarse.

A pesar de las recomendaciones sobre el resguardo y la prohibición de eventos con más de 50 personas, el Hotel Blue Kay de Mahahual realizó una fiesta a donde acudió la policía para retirar a los presentes como parte del protocolo por emergencia sanitaria.

Por otro lado, en días anteriores el Secretario de Seguridad Pública, Alberto Capella, advirtió que se arremetería contra las personas que inciten a saqueos o incurran a robos, es por eso que la policía del estado continua pendiente de actos como estos que alteran la paz de los quintanarroenses.

Capella también envió en su cuenta un mensaje de solidaridad hacia el equipo de la policía Quintanarroenses:

Deja una respuesta