La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) comunico a través de un boletín, que todas las tiendas de autoservicio o supermercados, tienen estrictamente prohibido la revisión de tickets una vez que estos se retiren del establecimiento y en caso que se haga esta práctica, deberá el consumidor denunciarlo, para que se tomen las acciones correspondientes.

Mediante un llamado, la PROFECO solicitó a la Asociación Nacional de Tiendas Departamentales (ANTAD) dejar de revisar los tickets de los clientes debido a que esto es considerado “un acto de molestia injustificado”.

La PROFECO busca con esta acción, hacer que se respete el artículo 10 de la Ley Federal de Protección al consumidor, que menciona “Queda prohibido a cualquier proveedor de bienes o servicios llevar a cabo acciones que atenten contra la libertad o seguridad o integridad personales de los consumidores bajo pretexto de registro o averiguación”.

Ante esto, la PROFECO señala que los establecimientos deberán de fortalecer la capacitación de su personal, además tener un mejor control cobro y productos vendidos, con la finalidad de ya no volver a molestar a los clientes con el pedido el ticket a la hora de su salida.

En caso de que una tienda de servicios pida a los consumidores mostrar su ticket de compra, estos deberán denunciar a la tienda a los teléfonos:

• 55 5568 8722
• 800 468 8722

El horario de atención es de lunes a viernes de 09:00 a 19:00 horas y los sábados, domingos y días festivos de 10:00 a 18:00 horas.

Durante una inspección vehicular realizada en un puesto militar de seguridad en el poblado de San Francisco Kobén, Campeche; Una persona del sexo masculino identificado como J. A. H. R. de 34 años de edad, originario de Tabasco y con residencia en Bacalar, Quintana Roo; fue detenido por las autoridades tras encontrársele aproximadamente 52 paquetes que contenían una sustancia parecida a la cocaína.

El aseguramiento lo realizó la Guardia Nacional en colaboración con la Secretaría de Marina cerca de las 12:45 horas de este miércoles 28 de abril cuando el personal militar le marcó el alto al conductor del vehículo marca Hyundai Modelo Santa Fe del año 2018 con placas WLC-616-B del Estado de Tabasco.

Durante la inspección se detectó una carga ilícita en un compartimiento oculto al interior del vehículo particular, la cual mantenía 52 paquetes rectangulares envueltos con cinta autoadherible y plástico con un peso aproximado de un kilogramo cada paquete con polvo blanco, características propias de la cocaína.

El conductor de la unidad fue detenido y su auto con placas del vecino Estado de Tabasco quedó a disposición de la Fiscalía General del Estado de Campeche.