En menos de tres días, una cadena de tiendas que se dedica a la comercialización de refacciones volvió a sufrir otro ataque armado, dejando como consecuencia tres personas con heridas debido a que un hombre disparó contra una de las sucursales en la colonia Colosio.

Aproximadamente a las 16:30 hrs del lunes 26 de abril, un sujeto abrió fuego contra una sucursal de la refaccionaria “Jorge”, ubicada en la avenida 30 con calle 50. Los vecinos llamaron al 911 de manera inmediata por lo que las patrullas llegaron enseguida al lugar del ataque, pero los agresores ya habían huido.

Paramédicos de la Cruz Roja Mexicana arribaron al lugar de los hechos para atender a los heridos, los cuales resultaron con impactos de bala en las piernas. Dos hombres y una mujer fueron trasladados a una clínica.

Los agentes policiacos acordonaron la zona en espera de los peritos de la Fiscalía General del Estado.

La semana pasada sucedió lo mismo en contra de la sucursal de esta cadena en Villas del Sol, en aquella ocasión se trató de un asalto en el cual una persona fue detenida, pero en este segundo ataque hace creer que dicho comercio está pasando por una extorsión por el derecho de piso.

Mediante un video, el Youtuber canadiense ‘Tony’s Travelers’ reveló la forma en que opera la policía municipal de Solidaridad para cometer actos de extorsión hacia los turistas que salen de fiesta por la madrugada en la quinta avenida de Playa del Carmen.

En el video el Youtuber comenta que el jueves 22 de abril, alrededor de las tres de la mañana, salió de un bar de la zona en donde convivió y se divirtió con un par de amigos. De regreso a su lugar de hospedaje y en compañía de un amigo fue interceptado por una patrulla con tres policías sobre la popular calle 12 con Quintan Avenida.

En su relato el turista afirmó que los oficiales les dijeron a el y a su acompañante que iban a ser registrados porque traían drogas, a lo que ellos negaron la acusación porque efectivamente no traían consigo dichas sustancias, aunque sí reconocieron haber tomado algunas copas como cualquier turista que visita Playa del Carmen.

Los policías intentaron subirlos a la fuerza a la patrulla por lo que se negaron, acto seguido los agentes comenzaron a forcejear con ellos logrando someter a su compañero. El agraviado comenta que logró zafarse gracias a que el policía que lo quería someter tenía sobre peso y estaba fuera de forma, por lo que sacó su teléfono y comenzó a filmar la escena.

Segundos después un tercer policía logro quitarle el aparato electrónico para finalmente ponerlo de cara contra el pavimento. El Youtuber mencionó que los uniformados sabían lo que hacían porque borraron todo lo filmado de forma permanente, hasta el respaldo que se almacena en la nube.

Tras no haber más por hacer los detenidos tuvieron que dejar que los elementos policiales los bolsearan, despojándoles de todo el dinero en efectivo que ambos traían. Él traía dos mil pesos en efectivo, dinero que no había dejado en el hostal donde estaba hospedado porque un par de días antes también ahí había sufrido un robo.

El turista dijo creer que la policía de Playa del Carmen actúa de manera coordinada con los vendedores de droga de la Quinta Avenida porque esa misma noche, después de ser robados, se encontraban por entrar al hostal donde se hospedaban cuando los abordó un ‘tirador’ para ofrecerles droga, y justo en ese momento volvió a aparecer la policía para revisarlos, quienes al no hallar nada, ya que no traían ni dinero en la bolsa, los dejaron ir.

“La policía de Playa del Carmen nos para y nos roba diciendo que tenemos drogas, que estamos rompiendo algunas leyes cuando no estamos haciendo nada ilegal, simplemente para robar los pesos que tenemos en el bolsillo. Esto tiene que parar”, denunció el turista en un mensaje enviado a este medio.

El afectado dijo que interpondría una queja en su embajada y que también buscaría dar a conocer lo que está pasando en Playa del Carmen por medio de la prensa de Estados Unidos y Canadá. En su canal de Youtube, el turista recibió mensajes de apoyo y el testimonio de otros visitantes que afirman haber sufrido situaciones similares de inseguridad en Playa del Carmen.