Ante las constantes peticiones del Grupo Ecologista del Mayab para ampliar el polígono del Santuario de la Tortuga Marina de Xcacel-Xcacelito, desde la zona costera hasta la carretera, no ha habido respuesta por parte de las autoridades.

La presidenta del Grupo Ecologista del Mayab (GEMA), Araceli Domínguez, aclaró que en colaboración de grupos ambientales locales e internacionales han preservado de Xcacel los últimos 30 años y están en contra de todo el documento del Programa Municipal de Ordenamiento Territorial Ecológico y Desarrollo Urbano Sustentable de Tulum (PMOTEDUST), donde se establece que se autoriza la construcción de centros de hospedaje con una densidad de 10 cabañas ecoturísticas de tres niveles por hectárea en la zona.

Eso significa que está permitiendo hasta un 700% la capacidad máxima diaria del santuario ignorando el estudio realizado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas donde solo permitían 300 turistas diarios.

La solicitud de proteger el área está basada en estudios e investigaciones que se han llevado en Xcacel durante tres décadas. Existen todas las justificaciones técnicas y científicas que avalan la importancia del lugar, no sólo por el arribo de tortugas marinas, sino porque se ha definido el área como un corredor biológico en donde habitan especies como el jaguar.

“Xcacel no puede desarrollarse con ningún tipo de hotel, aunque se disfrace de sustentable con ecocabañas ecoturísticas, ya que con ello el ayuntamiento estaría promoviendo la incertidumbre jurídica, al crear instrumentos simuladores de un desarrollo sustentable que en nada ayuda a la imagen de Pueblo Mágico que tiene actualmente el municipio de Tulum”, aseguró la presidenta del GEMA, Araceli Domínguez.