En las últimas semanas se ha hablado mucho de los hoteles que quieren privatizar las playa en Quintana Roo para evitar que personas ajenas al mismo, transiten en medio de los camastros y sombrillas que tienen establecidos. Centros de hospedaje como el Club Mandala Beach y The Ritz-Carlton han sido de los principales en querer llevar acabo esta iniciativa, a esto se ha sumado el Hotel Fiesta Americana.

El complejo hotelero a colocado en la zona frecuentada por los bañistas unos postes con lazos para evitar que pasen por ahí, dejando un pequeño camino a la orilla de la playa, pero por si fuera poco tienen personal las 24 horas del día que vigila e invita a las personas que transiten por la vereda que se encuentra libre de restricciones.

Al ser una zona federal, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), es el órgano encargado en otorgar los permisos para el uso del lugar, siempre y cuando este siga siendo de libre acceso.

“En el caso de que no existan vías públicas o accesos desde la vía pública, los propietarios de terrenos colindantes con la zona federal marítimo terrestre deberán permitir el libre acceso a la misma, así como a las playas marítimas, a través de los accesos que para el efecto convenga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales con los propietarios”, menciona la Ley de Bienes Nacionales en su artículo 127.

Por lo que los hoteles jamás deberán adueñarse de esas zonas, permitiendo que los bañistas puedan transitar sin ningún problema por las bellas playas de Cancún, sin que nadie les pueda prohibir pasar toda la costa.