La carretera a Mahahual es considerada de alto riesgo para los habitantes y turistas debido a las malas condiciones en las que se encuentra. Los accidentes vehiculares durante las vacaciones de Semana santa no se hicieron esperar, afortunadamente en los accidentes que ocurrieron por el mal estado de la carretera, no hubo pérdida de vida, pero sigue siendo peligrosa.

A pesar de que los prestadores de servicios turísticos y habitantes de Mahahual realizaron actividades de bacheo por su propia cuenta, la carretera sigue estando en malas condiciones ya que presenta múltiples rajaduras y huecos.

“Ya urge que se pueda reparar este camino; se lo pedimos al gobernador en audiencia y nos dijeron que sí. Esperamos que empiecen a trabajar”, comentó Pedro Rodríguez Cobos, alcalde de Mahahual.

Habitantes mencionan que William Conrado Alarcón, el secretario de Obras Públicas del Gobierno del Estado, se comprometió a re encarpetar en su totalidad esta carretera, pero mencionan que eso fue hace un mes y hasta ahora no se sabe nada de dicho proyecto.

La alcaldía de la zona cañera de Javier Rojo Gómez, administrada por el alcalde Edel Martínez Méndez, aclaró que los $2 millones 407 mil pesos que se le designaron a la alcaldía para el ejercicio fiscal 2021 no alcanza para cubrir la nómina, por lo que no quedan recursos para las obras públicas.

El alcalde expresa su inconformidad con el presupuesto repartido entre las distintas alcaldías alrededor, ya que, según el alcalde, “El reparto del presupuesto para repartir a las alcaldías, es totalmente inequitativo”, señaló.

Un ejemplo de ello son los poblados de Nicolás Bravo con $5 millones 100 mil 582 pesos, el Cerro de las flores con $1 millón 405 mil 534 pesos, Dos aguadas con $1 millones 315 mil 367 pesos, Calderitas con $2 millones 403 mil 314 pesos, y Mahahual con $2 millones182 mil 200 pesos.

Edel asegura que el presupuesto proporcionado por la administración de Othón P. Blanco apenas alcanza para la gasolina del carro de basura, papelería y salarios de los empleados municipales, afirmando que la única manera que sobreviven a esto es por las donaciones de las empresas cañeras y/o ciudadanos.

Edel Martínez asegura que ha tratado de mantener la calma con los ciudadanos, ya que ellos apuntan que los administradores se gastan el dinero en cosas personales, “nosotros solo administramos lo que nos dan, por el momento no puede hacer mucho ya que las oficinas de gobierno están temporalmente cerradas por el covid y por la veda electoral”, comentó el alcalde ejidal.

El ejido Javier Rojo Gómez cuenta con más de 5000 habitantes que están inconformes con los servicios de alumbrado público, limpieza de parques y recolecta de basura, por lo que asegura que hasta que no acabe la campaña electoral se dará a conocer si la carretera principal del ingenio al bachiller se concluya este año.