En el marco del Día de la Madre la candidata a la presidencia municipal de Benito Juárez por la coalición Juntos Haremos Historia en Quintana Roo, Mara Lezama, destacó que, a través de un Sistema Integral de Cuidados para la Mujer, mantendrá a este sector poblacional como el centro y la prioridad de las políticas públicas en Cancún.

Destacó que no se puede concebir la transformación de Cancún, sin la participación activa de la mujer, que en la crisis de la pandemia fueron pieza fundamental para mantener la economía, así como la unión de las familias, en medio de la tragedia.

“Ha sido un año bien complicado, y han estado al pie del cañón, viendo cómo salir adelante. Es por ello que, en Cancún, el bienestar de las mujeres es una prioridad. Vamos a seguir trabajando para que puedan vivir y desarrollarse en paz, crearemos un Sistema Integral de Cuidados para la Mujer”, comentó la candidata.

De acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística e Informativa (Inegi), el municipio de Benito Juárez cuenta con 911 mil 503 habitantes, de los cuales, casi la mitad, 452 mil 178 son mujeres.

Por ello, la abanderada de la coalición formada por los partidos MORENA-PVE-PT-MAS dijo que tiene claro cuál es el camino hacia el bienestar de todas las cancunenses, mediante programas como Empresaria social, para el pago de servicios municipales, apertura de negocios y estudios clínicos; “Hambre Cero” que impactará directamente en madres jefas de familia y sus hijos; y el Club de Reforzamiento Educativo para que sus hijos tengan apoyo académico.

De igual manera, la ampliación de las capacidades del Grupo Especializado de Atención Contra la Violencia de Género; los Puntos Morados en todo el territorio municipal, con personal altamente capacitado para hacer frente a la violencia de género, así como el Refugio de Alta Seguridad para aquellas que se encuentran en situación de alto riesgo.

La candidata al municipio de Benito Juárez y abanderada de la coalición Juntos Haremos Historia en Quintana Roo, Mara Lezama, señaló mediante una entrevista que las mujeres tienen el apoyo y respaldo total en su gestión como presidenta.

Destacó que la transformación de Cancún no se puede concebir sin la participación activa de este importante sector, que además de contribuir a las actividades productivas económicas, también son pilares fundamentales en el desarrollo familiar.

Mara Lezama afirmó que Benito Juárez es un municipio que representan casi el 40 por ciento de las manos que mueven la economía, por ello, en la agenda de gobierno se ha considerado el Programa de la Empresaria Social, cuyo objetivo es acompañar a las mujeres que quieran iniciar sus negocios, tener una cultura financiera, obtener créditos y que deseen recibir capacitación productiva, principalmente, en el sector turístico. Esta estrategia considera cupones para que puedan pagar toda clase de servicios municipales, desde el predial hasta el costo de una licencia de conducir o apertura de negocios.

“La esperanza y la transformación de Cancún tiene un solo propósito y es promover el desarrollo económico para que se sienta en cada familia. Una prosperidad compartida que reduzca desigualdades para que todas y todos en Benito Juárez tengan bienestar social y una vida digna. En este proceso, las mujeres son pilar esencial”, señaló Mara Lezama.

Para la candidata de Morena, Partido Verde Ecologista de México, Partido del Trabajo y Movimiento Auténtico Social, el Programa Empresaria Social, también se liberará del gasto familiar el importe de varias obligaciones económicas, lo que les permitirá a las mujeres disponer de ese dinero para su recreación o la atención de sus hijos, apoyando así la reactivación.

“Un municipio con ingresos y finanzas sanas, con estímulos para la población a través de programas funcionales y equitativos y que, además coadyuven a reactivar la economía formal, es lo que necesitamos”, afirmó.

De acuerdo con las estadísticas más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), actualmente 361 mil 291 personas son económicamente activas en Benito Juárez, de las cuales, 133 mil 053 son mujeres.

VISIÓN INTERCULTURAL
fjrmay@hotmail.com

Francisco J. Rosado May: PROFESOR INVESTIGADOR DE TIEMPO COMPLETO EN LA UNIVERSIDAD INTERCULTURAL MAYA DE QUINTANA ROO
Francisco J. Rosado May: PROFESOR INVESTIGADOR DE TIEMPO COMPLETO EN LA UNIVERSIDAD INTERCULTURAL MAYA DE QUINTANA ROO

“Sola no puedo cambiar el mundo. Pero puedo lanzar una piedra al agua y crear olas”
Madre Teresa de Calcuta

El 8 de marzo de 1857, unas 20 mil mujeres se manifestaron en Nueva York en contra de las condiciones laborales que tenían; demandaban igualdad de condiciones que los trabajadores varones que hacen el mismo trabajo y facilidades para atender a sus bebés mediante descansos laborales. En su honor se estableció el Día Internacional de la Mujer.

Parece muy distante la fecha, pero hoy aún existe lugares donde las mujeres ansían contar con esas condiciones básicas. Hoy la narrativa alrededor del movimiento de las mujeres ha tenido un cambio cualitativo, trata de tener mayor resonancia e impacto que la demanda hecha en Nueva York hace 164 años. El cambio pasó del término mujeres al de género. ¿Qué implica este cambio?

No se trata de un simple cambio de término, se busca trascender en el significado original que estableció por ahí de 1955 el sicólogo neozelandés John Money. Gender, el equivalente a género en inglés, fue el término usado de acuerdo con León Rodríguez (Rev. Fil. Univ. Costa Rica, 138, 2015, pp. 39-47) para referirse “a los modos de comportamiento, formas de expresarse y moverse y preferencias en lo temas de conversación y juego que caracterizaban la identidad masculina y femenina”.

De acuerdo con la Real Academia Española una de las definiciones de género es para referirnos al grupo a que pertenecen los seres humanos de cada sexo, entendido este desde un punto de vista sociocultural en lugar de exclusivamente biológico. Género, tiene su origen en el latín “genus” y “eris” para referirse a cosas como tipo, clase, estirpe, linaje, entre otras. Se usa en biología, en música, literatura, etc. Los humanos pertenecemos al género Homo y la especie sapiens. Las clasificaciones de pop, metal pesado, rock, cumbia, reguetón, etc., se consideran como géneros de música.

La palabra género permite una narrativa amplia al no encasillarse únicamente en asuntos femeninos, quizá por ello el objetivo 5 del desarrollo sostenible establecido el 25 de septiembre de 2015 por la ONU para el 2030, señala “igualdad de género”. Sin embargo, algunos autores consideran que el término género contribuye a no hacer visible los grandes retos que tienen las mujeres hoy en día y que se deben entender y atender. Por ejemplo, Scott (1999, sexualidad, género y roles sexuales, Fondo de Cultura Económica) señala que la palabra género incluye a las mujeres sin nombrarlas lo que parece no plantear ni reconocer las amenazas críticas a la que están sujetas.

Si tan solo pudiéramos entender que la visión del mundo, procesamiento de problemáticas, retos y planteamiento de soluciones, se relacionan directamente con historias de vida y éstas con la formación y las diferencias que por sexo o situación socioeconómica de las personas o grupos de personas experimentan en su vida, podemos entender entonces que necesitamos nuevos paradigmas para tomar decisiones y acciones mucho más eficaces que las que hemos tenido hasta hoy. El concepto de género permitió entender que nuestra sociedad ha tenido el dominio del género masculino y que precisamente los diferentes ángulos para entender y atender problemáticas que nos aquejan a todos demandan la participación de las diferentes formas de ver el mundo; así podríamos visibilizar y valorar el papel de las mujeres, y los otros géneros, en la deconstrucción de los componentes nocivos para nuestro desarrollo sostenible y la construcción de mejores alternativas.

Quizá para algunos es mucho pedir, pero o nos atrevemos a cambiar o mantenemos la misma inercia que nos perjudica a todos.

Una década bastó para que la población en Quintana Roo creciera casi un 29%, pasando del lugar 26 al 24 entre las 32 entidades del país.

El INEGI presentó los resultados del censo de población que se realiza cada 10 años, en esta ocasión para el 2020 se llevó a cabo durante el mes de marzo y en Quintana Roo se registraron un millón 857 mil 985 habitantes.

En el censo del 2010, la entidad apenas contaba con un millón 326 mil 578 de pobladores; para el 2015 durante el censo intermedio se registraron un millón 501 mil 562 habitantes.

Otro dato que destaca es que la edad mediana entre la población quintanarroense es de 28 años, sacando a relucir que Quintana Roo sigue siendo un territorio joven.

En relación a la cantidad de hombres y mujeres, el estado cuenta con 50.4% que es igual a 936,779 hombres y 49.6% de mujeres, es decir 921, 206 pobladoras.

Por su parte, Carlos Novelo Vela, Coordinador Estatal del INEGI resaltó que el proceso del Censo en el estado fue apoyado totalmente por gobernador Carlos Joaquín y el secretario de Gobierno, Jorge Arturo Contreras Castillo.

Punto Morado, estrategia establecida por el gobierno municipal de Benito Juárez, fue presentado por la Presidente Municipal Mara Lezama; su finalidad es atender a las mujeres que hayan sido víctimas de violencia.

Para el programa, fue necesaria la capacitación de servidores públicos de diferentes dependencias para que puedan otorgar la atención necesaria y el seguimiento cuando detecten cualquier tipo de expresión de violencia contra las mujeres.

Dicha capacitación fue encabezada por la Presidenta Municipal Mara Lezama el pasado 26 de noviembre, ante la titular del Instituto Municipal de la Mujer, Miroslava Reguera Martínez, así como directores y regidores del municipio.

“Punto Morado será un espacio de comunicación asertiva, en el que las mujeres se sientan en confianza; con personal sensibilizado y capacitado para tomar decisiones asertivas” compartió la primera edil.

Asimismo, como parte del seguimiento de este programa integral, este jueves se designó a un cuerpo policíaco que atenderá particularmente a las mujeres que se encuentren en situación de violencia.

Lezama Espinosa presentó al equipo y las patrullas que servirán para implementar las acciones que se han establecido para Punto Morado; de igual forma los módulos de información que fungirán como herramienta de prevención, atención y denuncia.

 

A través de la Agencia de Proyectos Estratégicos del Estado de Quintana Roo (AGEPRO), el Gobernador Carlos Joaquín hizo entrega de un inmueble a la Fiscalía General del Estado, donde se establecerá el Centro de Justicia para las Mujeres del municipio de Solidaridad.

“Este centro de atención será de suma importancia para el fortalecimiento de las acciones de prevención, en materia de violencia contra las mujeres, a través de servicios gubernamentales integrales”, explicó el gobernador de Quintana Roo.

El lugar ofrecerá a las mujeres un espacio con servicios de orientación psicológica y jurídica, atención médica de primer contacto, y además fungirá como un canalizador a los servicios institucionales que puedan apoyarles para salir del círculo de la violencia.

El titular de la Fiscalía General del Estado Óscar Montes de Oca Rosales recibió los inmuebles con los que se continuará trabajando en el acceso al cumplimiento de la seguridad y la justicia para las mujeres víctimas de violencia.

Por su parte, Eduardo Ortiz Jasso, titular de la AGEPRO, indicó que el predio tiene una superficie de tres mil 687 metros cuadrados para el establecimiento y la operación de un centro de justicia para las mujeres.

En la Ciudad de México entraron en vigor diversas reformas a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, entre las que destaca que cuando una mujer sea agredida en casa por su pareja, este tendrá la obligación de dejar hogar y hacerse responsable del pago de los servicios.

Las modificaciones a la Ley fueron aprobadas por el Congreso local el pasado 10 de noviembre y el martes 24 de noviembre entraron en vigor. El agresor tendrá la obligación de hacerse responsable del mantenimiento o el pago de servicios del hogar, así quedó estipulado en la fracción III del artículo 63.

“Se debe garantizar el cumplimiento de las obligaciones contractuales del agresor con respecto a la propiedad o posesión que previamente existían o los apoyos que brindaba para ello”, indica el artículo.

Por otro lado, las modificaciones al artículo 24 establecen que se deberán establecer las acciones y medidas para la reeducación y reinserción social de la persona agresora de violencia sexual; siempre y cuando exista un modelo de abordaje psicoterapéutico debidamente probado en sus beneficios y alcances y supervisado por la Secretaría de las Mujeres.

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, en coordinación con la Secretaría de las Mujeres de la Ciudad de México y la Fiscalía, deberá facilitar los trámites para que las mujeres víctimas de violencia obtengan vivienda y/o créditos accesibles para la adquisición o mejoramiento de la vivienda. Este programa deberá considerar las condiciones de vulnerabilidad en las que se encuentren las mujeres víctimas.

La Jefatura de Gobierno contará con un plazo máximo de 120 días hábiles para realizar las reformas reglamentarias necesarias para la aplicación del presente decreto.