Migrantes que han llegado a la Riviera Maya en Quintana Roo en la búsqueda de mejores oportunidades de empleo, no han logrado mejorar su calidad de vida, esto de acuerdo a un estudio de la UQROO (Campus Playa del Carmen) denominado “Migración interna y dinámicas laborales en la industria turística de la Riviera Maya”.

Dicho estudio se basó en un análisis de 445 cuestionarios aplicados a personas que provenían de Yucatán, Campeche, Chiapas, Tabasco, Veracruz, Ciudad de México, Puebla e incluso de otros municipios de Quintana Roo.

Entre los resultados destacan que el 67.4% ha emigrado por primera vez; el 56.6% lo ha hecho acompañados, generalmente por familiares ya que la investigación confirmó que fue así en el 44% de los casos.

Por otro lado, en cuanto al retorno de los migrante a su lugar de origen, al menos 32.6% sólo lo hace una vez al año debido a falta de vacaciones, días feriados y el elevado costo del transporte, cuestión que manifestaron en las encuestas.

Los datos recabados apuntan que a pesar de que han encontrado estabilidad en Quintana Roo, los costos para vivir en el estado son altos, sumados a la falta de vacaciones, salarios mal remunerados, así como la ilegalidad de las relaciones contractuales entre patrón y trabajador.

Debido a ello, los investigadores infieren en que es necesario verificar los contractos a los que están sujetos los trabajadores de acuerdo a lo está plasmado en la Ley Federal del Trabajo en su capítulo II.

Ignacio Alonso Velasco
Ignacio Alonso Velasco

Como sucede cada diez años, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) nos arroja nuevas bases de datos sobre fecundidad, mortalidad, etnicidad, discapacidad o educación, entre otros rubros.

En esta ocasión se hizo un poco más de rogar el poder contar con información fresca debido a la pandemia, pero ya la tenemos con nosotros.

Los datos más relevantes

En esta publicación quiero hacer mis comentarios sobre los datos más relevantes que puedo extraer del Censo de Población y Vivienda 2020 en materia de población y vivienda, tanto a nivel nacional como local.

Se ha incrementado el número de personas que hay viviendo en México, ya que pasamos en estos diez años de 119 millones 530 mil 753 a un total de 126 millones 014 mil 024 habitantes, lo que supone un aumento de 13 millones 677 mil 486 personas, de las cuales, tan solo un 1% (1 millón 212 mil 252) son nacidos en otros países.

Medio millón de migrantes internacionales

Contamos con medio millón de inmigrantes internacionales procedentes, principalmente, de Estados Unidos (374 mil 155), Venezuela (30 mil 990), Colombia (15 mil 667) y Honduras (15 mil 198).

La razón fundamental que alegan para estar en México es la de lograr la reunión familiar, salvo en el caso de los hondureños que fue la inseguridad delictiva o violencia lo que les expulsó de su país de origen.

Datos más relevantes de Quintana Roo

Veamos a continuación qué datos relevantes hay con respecto al Estado de Quintana Roo. En consonancia con lo señalado a nivel nacional, también ha habido un aumento en la cantidad de población al ascender de 1 millón 501 mil 562 a 1 millón 857 mil 985 habitantes, lo que supone un incremento de 356 mil 423 personas, de las que tan solo un 2% (39 mil 586) son nacidos en otros países.

Lo que representa un 1% menos que hace una década

Quintana Roo ocupa la discreta posición de ser la doceava entidad federativa en cuanto a cantidad de población nacida en otro país viviendo en su territorio.

La mayoría de los inmigrantes internacionales se concentra en el municipio de Benito Juárez (20 mil 255).

Por otra parte, Quintana Roo es el Estado de la República que a mayor número de inmigrantes mexicanos atrajo en los últimos cinco años.

42% por ciento de los migrantes llegó en busca de trabajo a Quintana Roo

El 42% de estos inmigrantes (94 mil 945) llegó en busca de trabajo. Esto hace que en Quintana Roo haya viviendo más gente nacida en otras entidades federativas que en dicho Estado.

Emigración por razones de seguridad

Tampoco hay que dejar de observar un dato preocupante. Me refiero al hecho de que esta Entidad también fuera de la que mayor cantidad emigrara por cuestiones de inseguridad delictiva o violencia (8 mil 578 personas).

Como conclusiones generales se puede decir que México sigue sin ser un país de inmigrantes, pues es ínfima la cantidad de personas nacidas en otros países que elige vivir aquí.

Más bien continúa siendo un país que sigue expulsando a sus propios habitantes por la situación tan precaria en la que viven y por motivos de inseguridad. Razón esta última que debe ser un foco rojo para las autoridades quintanarroenses encargadas de controlar la violencia al ser el motivo principal por el cual emigran sus habitantes.

Una caravana migrante proveniente de Honduras y conformada por aproximadamente 9 mil personas, se abrió paso hasta llegar a Guatemala de donde planeaban cruzar a México para posteriormente llegar a Estados Unidos en busca del famoso “sueño americano”.

Azotados por la pandemia de covid-19 y poderosos huracanes, los hondureños abandonaron su país en busca de mejores condiciones de vida; hasta que fueron detenidos y reprendidos en Guatemala.

Habían logrado colarse de manera ilegal por el puesto fronterizo denominado “El Florido”, ubicado en el departamento de Chiquimula a 200 km de la ciudad de Guatemala.

Las fuerzas de seguridad en Guatemala impusieron una barrera para evitar el paso de alrededor de 6,000 migrantes hondureños, mientras que otros 3,000 han logrado avanzar en algunos casos o han decidido regresar a su país.

Tiempo después los migrantes varados decidieron romper la barrera por lo que los elementos de del Ejército de Guatemala y la Policía Nacional Civil utilizaron la fuerza para reprenderlos; los obligaron a retroceder con palazos y también bombas lacrimógenas.

El director general de Migración en Guatemala, Guillermo Díaz, advirtió que las personas de la caravana “no van a poder pasar” y lamentó que durante la marcha estuvieran presentes infantes y personas de la tercera edad.

De igual forma invito a los hondureños a retornar a su país de manera voluntaria, incluso pusieron a su disposición camiones y autobuses para que puedan regresas. De acuerdo a últimos reportes, cerca de un millar de personas ya habían sido devueltas a la frontera.