La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó a Quintana Roo el uso de la superficie de la Mega Escultura. Según el documento dado a conocer en el Diario Oficial de la Federación se le autoriza para el uso de oficinas de gobierno e infraestructura cultural y turística, planta de tratamiento de aguas residuales, pozo de visita, arranque de un puente de concreto armado, parte del boulevard de Chetumal y parte del camellón.

Anteriormente la mudanza de la Secretaría de Turismo a Quintana Roo había sido impedida por este trámite.

Se trata de 2 mil 758.746 metros cuadrados de zona federal marítimo terrestre del continente, ubicada en la intersección Primo de Verdad-Boulevard Bahía de Chetumal sin número, colonia Centro, Othón P. Blanco.

La solicitud fue realizada por el Gobierno del Estado con fecha 16 de enero de 2020.

El 31 de enero la autoridad federal determinó que la solicitud realizada por el Gobierno del Estado de Quintana Roo cumple técnica y ambientalmente con los requerimientos establecidos en la normatividad vigente, sin embargo, fue hasta hoy que se publicó en el diario oficial.

Cabe recordar que la conocida mega escultura inició su construcción desde la administración Estatal de Joaquín Hendrícks Díaz, y aunque contaba con la autorización de impacto ambiental, el Estado no tenía el dominio legal.

El día de ayer por la tarde el número de emergencia 911 fue alertado sobre una mujer en completo estado de ebriedad la cual presentaba un cuadro de depresión y quien se había adentrado a la bahía de Chetumal con la supuesta intención de suicidarse, quedando atorada entre el terreno fangoso y el mangle de la zona.

Transcurrían las 15:00 horas del día domingo cuando las operadoras del número de emergencias 911 fueron informadas de una mujer que había ingresado a la bahía y la cual había quedado atorada en el fango cerca de la conocida “mega estructura” de Chetumal. Esto generó una fuerte movilización tras el llamado de rescate, contando con la participación de paramédicos, rescatistas y oficiales de la Policía Quintana Roo.

Al llegar al lugar observaron a la mujer, que fue identificada como “Rosa”, la cual se encontraba afectada emocionalmente y en aparente estado de ebriedad, llorando y mencionando no tener ganas de vivir, pues los problemas sentimentales y familiares la habían orillado a tomar esa decisión.

Tras una larga charla con los rescatistas, lograron convencer a la susodicha y de esta manera poder sacarla del fango.

Ya en la orilla, los paramédicos le brindaron atención prehospitalaria y una vez logro estabilizarse fue trasladada a un hospital para su atención médica.