El pasado 15 de abril del presente año, el presidente de Colombia, Iván Duque, gracias a un déficit fiscal de billones de pesos colombianos, aprobó la reforma tributaria para recaudar impuestos de sus ciudadanos lo que causó muchos disturbios en todo el país, en especial en la ciudad de Cali.

Tras cuatro días de protestas y disturbios, el presidente Duque anunció que le pedirá al congreso este domingo no votar a favor de dicha reforma.

Aunque los economistas y Duque afirman que el Estado colombiano necesita urgentemente una manera de recaudar impuestos, la manera ambiciosa de Duque al implementar esta recaudación, fue muy criticada, y aunque parece un hecho que esta reforma será cancelada por completo, ¿Qué hubiese pasado si el pueblo colombiano no hubiese hecho las protestas?

REFORMA TRIBUTARIA

En lo que va la pandemia global por el Covid-19, la economía de Colombia pasó por un proceso complicado, mientras que la gran mayoría de los ciudadanos está pasando una mala racha, las grandes empresas y gente con mucho poder económico, solo han crecido más y más:

Mientras que durante este año de pandemia el número de habitantes en estado de pobreza ha aumentado en 9.3 millones de personas. Sin embargo, la economía colombiana subió un 3% y el sector financiero subió un 30% solo durante la pandemia.

La reforma tributaria quería hacer varios cambios, entre los más importantes están:

• Impuestos a colombianos que generen más de 656 dólares al mes, lo cual es un impuesto muy alejado de la realidad ya que muy pocas personas del país pueden generar esas ganancias y por lo tanto es un muy pequeño sector al cual cobrar.

• Modificaciones e incrementos al impuesto sobre la venta y renta, de un 10% pasa a un 15% de impuesto.

• Varios intentos de privatización de servicios como el agua, transporte, etc.

• Incremento de IVA a varios sectores, principalmente al sector alimenticio.

• Cobro del IVA a servicios que estaban excluidos de dicho impuesto cómo el agua, electricidad, gas, internet, servicio funerario e inclusive un impuesto a las pensiones.

Algo de lo más llamativo de todos estos cambios es el impuesto a los servicios fúnebres, ¿Quién pensó que sería una buena idea ponerle un impuesto a este servicio en medio de una pandemia global? donde mucha gente perdió a muchos de sus seres queridos.

LA POLICÍA DURANTE EL CONFLICTO

Durante 2 semanas de protestas en varias ciudades importantes de Colombia, la ONG ha documentado 940 casos de violencia policial, mientras se confirman aproximadamente 20 manifestantes muertos, más de 800 personas heridas durante estos conflictos y ciertas acusaciones de agresión sexual de parte del equipo policiaco.

Uno de los mayores problemas de Colombia es el uso del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) encargado de reprimir a los protestantes, esta organización del Ministerio de Defensa tiene una capacitación para confrontar un enemigo en concreto, las Guerrillas Marxistas.

Mientras que cada día más incrementan las denuncias contra los agentes por abuso de autoridad, la ONU y la Nación Europea se han sumado a estas denuncias por lo que la Policía Nacional se comprometió a investigar estas acusaciones.

Tras los feminicidios que se han registrado en el Estado en los últimos días, varios grupos feministas se pusieron en marcha para protestar por los recientes hechos violentos en los que han muerto al menos tres mujeres en el último fin de semana.

En Chetumal, Integrantes del Colectivo Marea Verde realizaron una manifestación frente a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado para exigir justicia por la muerte de Victoria a manos de los elementos de la policía municipal de Tulum, de igual manera le exigieron al Gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, que aclare la situación de Alberto Capella Ibarra.

“Que nos diga si fue destituido, si está separado del cargo, si tiene licencia, porque seguramente sigue cobrando y operando la seguridad en el Estado”, externaron las integrantes del Colectivo Marea Verde.

En Benito Juárez, protestaron en la explanada del ayuntamiento para exigir justicia y que se castigue con todo el peso de la ley a los policías de Tulum responsables de la muerte de Victoria Esperanza Salazar Arriaga y a los responsables de los otros feminicidios registrados este fin de semana en diversos municipios de Quintana Roo.

En Tulum, al menos 250 mujeres marcharon por las calles, para protestar en contra de la muerte de Victoria, con los habituales himnos y cánticos como “Canción sin miedo” y “Camina la lucha feminista por América Latina”, las activistas avanzaron por la avenida Tulum, desde Satélite con rumbo al Palacio Municipal. Las mujeres portaban cartulinas como “¿Quién nos cuida de la policía?” y “Justicia para Karla”, una taxista que fue asesinada el fin de semana en Holbox.

En Kantunilkín, grupos de mujeres se reunieron la tarde del lunes 29 de marzo en el Monumento a la Madre, para pedir justicia por Karla y Victoria, las mujeres mencionaron que en Lázaro Cárdenas todavía hay mucho estigma y criminalización hacia quienes defienden los derechos humanos.

En José María Morelos, más de veinte mujeres marcharon alrededor del parque principal, de la cabecera municipal, para protestar en contra de los dos últimos feminicidios ocurridos en el Estado, sumándose así a manifestaciones realizadas en todos los municipios de Quintana Roo.

En Cozumel, alrededor de 50 mujeres se manifestaron de manera pacífica hacia las oficinas de la Fiscalía General del Estado, en contra de los últimos feminicidios ocurridos en Quintana Roo, además exigieron justicia por la desaparición de otras dos mujeres ocurridas en la isla y sin solución por parte de la autoridad.

Por último, en Felipe Carrillo Puerto, integrantes de la Red Feminista Quintanarroense (RFQ), realizaron una marcha pacífica en las calles de la ciudad, finalizando en el parque principal para exigir justicia por las mujeres asesinadas este fin de semana en diversos municipios ubicados en el norte del Estado.