El Senado de México aprobó la noche del miércoles 9 de diciembre las reformas a la ley de Seguridad Nacional para limitar en el territorio las competencias de los agentes extranjeros de agencias como la DEA o el FBI, quienes “únicamente” desarrollarán “actividades de enlace” para intercambiar información con las autoridades mexicanas.

En la conferencia matutina del 8 de diciembre, el jefe del ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, consideró que no existen reglas claras en relación con lo que puede hacer o no los agentes extranjeros.

La propuesta, fue aprobada finalmente con 71 votos a favor, 21 en contra y una abstención, en medio de las críticas de la oposición, que han calificado la medida como un “berrinche” a causa de la reciente detención en suelo estadounidense del exministro de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos.

La reforma da cabida a la posibilidad de que los agentes extranjeros puedan ser sancionados penalmente bajo el marco jurídico mexicano, ya que no tendrán “ninguna inmunidad en caso de incurrir en la comisión de delitos o infracciones”, así como por infringir las disposiciones normativas que les prohíben el ejercicio de funciones reservadas a las autoridades de México.

El texto decreta que las agencias extranjeras deberán operar en México bajo un tiempo definido y previa autorización, del mismo modo que están obligadas a hacer partícipes a las autoridades mexicanas de la información que recaben en el ejercicio de sus funciones, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Un total de 159 elementos de la Dirección de Tránsito de Benito Juárez concluyeron el acuartelamiento y la capacitación, impartida por instructores certificados a nivel nacional, de los cuales nueve se encuentran bajo investigación por parte de la Contraloría Municipal, como resultado de los esfuerzos para combatir la impunidad en la corporación.

En esta renovación total, la dependencia será constantemente evaluada y rendirá cuentas en el cumplimiento de su mandato, por lo que se llevará hasta las últimas consecuencias los casos de agentes que decidan cometer actos de extorsión y/o abuso de poder.

Dentro de las investigaciones se siguen procesos por peritajes falsos, abuso de funciones en el alcoholímetro, abuso de autoridad por pedir la cantidad de 15 mil pesos, sobornos y malos tratos, así como tráfico de influencias e irregularidades en boletas.

La contralora municipal, Reyna Arceo Rosado, señaló que a través del Sistema Municipal “Verifica y Califica” se le otorga al ciudadano una herramienta en la que pueda corroborar e identificar que el agente de tránsito está debidamente facultado y acreditado para ejercer sus funciones y, además, le ofrece un medio directo de denuncia para evitar y sancionar actos de corrupción o detectar alguna irregularidad e inconsistencia.

“El objetivo es formar una corporación de seguridad especializada en la atención ciudadana, con enfoque en salvaguardar la seguridad y vida de la ciudadanía ya sea automovilista o peatón, así como detención de vehículos, descenso de unidades y actuación ante las personas, protocolo de infracción y entrevista policial, conducción de vehículos policiales, entre otros”, agregó.

Dentro de la digitalización que impulsa el gobierno municipal, que encabeza Mara Lezama, se utiliza la tecnología como método de identificación del elemento de tránsito por parte del ciudadano, a través de un gafete de identificación para la lectura de código QR.

Con este código QR, el ciudadano podrá validar el estado del agente de tránsito y calificar su desempeño, además de poder denunciarlo directamente en caso sufrir un intento de extorsión o abuso de poder.

“Con este gafete, se le da certidumbre al ciudadano respecto a la autoridad que lo atiende, supervisa, notifica o sanciona. Asimismo, brinda al servidor público la tranquilidad y garantía para aplicar y desempeñar sus funciones dentro del marco de la ley y el reglamento de tránsito”, indicó Arceo Rosado.

Además de la capacitación a sus elementos en 53 temas, la corporación estrena una nueva identidad visual y cámaras corporales para videograbar la atención al ciudadano.

Cabe señalar que se instalará un módulo de la Contraloría en las oficinas de la dependencia para atender las quejas y denuncias de la ciudadanía.