Este jueves 6 de mayo personas en redes sociales están convocando a población en general a participar en una marcha pacífica con el objetivo de exigir justicia para “Don Jacinto”, quien fue atropellado mientras realizaba sus labores de limpieza en el Bulevar Bahía de Chetumal, luego de que la persona responsable huyera del lugar.

La marcha se llevará a cabo a partir de 16:30 horas, donde el punto de partida será el Museo de la Cultura Maya, para culminar finalmente en la Fiscalía General del Estado.

Los organizadores invitan a que los participantes lleven carteles, con el fin de mostrar el apoyo a “Don Jacinto”, además de que piden de manera voluntaria llevar productos de la canasta básica, para que estos puedan ser donados a la familia del afectado, el uso de cubrebocas será obligatorio.

De igual manera, los ciudadanos solicitaron apoyo para la realización de su marcha al Subsecretario de Seguridad Pública, Jorge Alejandro Ocampo Galindo, quien autorizo que una unidad motorizada guie la marcha por donde pasarán los manifestantes.

Hay que recordar que Jacinto Kuc Chan fue arrollado el paso 29 de marzo, lo que le provocó la ruptura de diversas costillas, así como una pierna fracturada del peroné. Hasta hace unas semanas fue identificada “Monse Medina” la persona responsable del accidente, pero hasta la fecha las autoridades no han dado respuesta alguna, por lo que ciudadanos exigen justicia.

Video del accidente: https://fb.watch/5jW3AdSzws/

En la víspera del 8 de marzo las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer en México no se han hecho esperar. Como cada año, el llamado en redes sociales por parte de grupos colectivos ha citado a la marcha pacifica en todo el país, pero en esta ocasión lo que ha llamado la atención es la posición que ha tomado el gobierno federal de blindar el Palacio Nacional.

Mediante un video subido el pasado domingo a sus redes sociales, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló que la valla instalada frente al Palacio Nacional fue puesta con el fin de evitar enfrentamientos entre las mujeres y las fuerzas de seguridad, como ha ocurrido en ocasiones anteriores.

Por primera vez en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y de Claudia Sheinbaum en la administración de la CDMX, se colocaron vallas de hasta cuatro metros de alto para resguardar el Palacio Nacional.

Desde el domingo por la noche, colectivos feministas escribieron los nombres de algunas de las víctimas de feminicidio en las vallas metálicas. De igual manera, emitieron una convocatoria donde invitaron a llenar el muro con flores señalando que, esta es otra manera de pronunciarse contra la violencia de género, donde además de flores, también invitaron a colocar cintas y papel de color morado, el cual simboliza la lucha feminista contra estas agresiones.

La mañana del mismo domingo 7 de marzo, autoridades del gobierno capitalino presentaron el protocolo de actuación y seguridad que se llevará a cabo durante la marcha del 8M en la Ciudad de México.

En la videoconferencia de prensa, la subsecretaria de Desarrollo Institucional de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Marcela Figueroa Franco, dio a conocer que habrá 1,700 mujeres policías distribuidas a lo largo de la ruta; además, 600 elementos pertenecientes al agrupamiento Atenea y 400 adscritas a la secretaría de control de tránsito encargadas de regular la vialidad, el control de estacionamiento y garantizar la movilidad peatonal en el perímetro de la movilización.

Por su parte, la Secretaría de Gobierno también desplegará 300 mujeres con chalecos anaranjados para atender en todo momento la manifestación, “En caso de que haya personas que utilicen objetos peligrosos como bombas molotov, martillos, tubos, palos o cualquier otro objeto o arma que ponga en riesgo la seguridad y la integridad de las manifestantes o de las personas que transitan”, advirtió la funcionaria, asegurando que este proceso se hará con apego a los derechos humanos.

En diversos estados del país las movilizaciones comenzaron desde este domingo. En Puebla, decenas de activistas, feministas y personas trans realizaron una manifestación en el Zócalo de la localidad. En Ciudad Juárez, Chihuahua, madres de víctimas de feminicidio y de mujeres desaparecidas realizaron una caravana hacia las oficinas de la Fiscalía del estado donde colocaron cruces rosas y flores.

En tanto en los estados de Mérida, Yucatán, y en Oaxaca, y en Monterrey, Nuevo León, se registraron pintas en edificios bancarios, paredes y fachadas de lugares históricos previo a las movilizaciones del 8 de marzo.

A través de la Agencia de Proyectos Estratégicos del Estado de Quintana Roo (AGEPRO), el Gobernador Carlos Joaquín hizo entrega de un inmueble a la Fiscalía General del Estado, donde se establecerá el Centro de Justicia para las Mujeres del municipio de Solidaridad.

“Este centro de atención será de suma importancia para el fortalecimiento de las acciones de prevención, en materia de violencia contra las mujeres, a través de servicios gubernamentales integrales”, explicó el gobernador de Quintana Roo.

El lugar ofrecerá a las mujeres un espacio con servicios de orientación psicológica y jurídica, atención médica de primer contacto, y además fungirá como un canalizador a los servicios institucionales que puedan apoyarles para salir del círculo de la violencia.

El titular de la Fiscalía General del Estado Óscar Montes de Oca Rosales recibió los inmuebles con los que se continuará trabajando en el acceso al cumplimiento de la seguridad y la justicia para las mujeres víctimas de violencia.

Por su parte, Eduardo Ortiz Jasso, titular de la AGEPRO, indicó que el predio tiene una superficie de tres mil 687 metros cuadrados para el establecimiento y la operación de un centro de justicia para las mujeres.

Tras un largo proceso judicial de siete años, hoy fueron sentenciados Ángel Jesús García González y Braulio Pech Ortega a 25 años de prisión, por el asesinato de Martín Grajales Paredes, estilista de profesión quien fuese asesinado en su local ubicado en el centro de la ciudad de Chetumal, para luego ser llevado en su propio automóvil hasta un lugar deshabitado cerca del Ejido Laguna Guerrero, este crimen fue perpetrado en el año 2013.

Corría el mes de agosto del año antes mencionado cuando la víctima desapareció y no fue sino hasta una semana después que sus familiares reportaron la desaparición. Uno de los asesinos estuvo cargando el celular del difunto por varios días, contestando mensajes para evitar sospechas. Por esta razón, la familia no habría podido enterarse de la desaparición de Martín Grajales sino hasta casi una semana después.

De acuerdo a la entonces Procuraduría, ambos sujetos asesinaron a Grajales Paredes con el fin de robarle. El cuerpo fue llevado en el vehículo de la víctima hasta un lugar deshabitado cerca del Ejido Laguna Guerrero para ser escondido. Autoridades encontraron el vehículo del estilista en un taller mecánico de la ciudad, donde había sido vendido por la módica cantidad de ocho mil pesos.

El propietario del lugar describió a las autoridades las características de quienes le llevaron el automóvil, lo que agilizo la detención de estas dos personas. Después de la captura de Ángel García y Braulio Pech, estos revelaron la ubicación donde se encontraba el cadáver del estilista.

El día de Hoy, un juez sentenció a ambos sujetos a 25 años de cárcel, además de fijar una multa de 92 mil pesos, una reparación del daño material por 3 mil 600 pesos y una indemnización por 300 mil pesos.