La coalición “Juntos Haremos Historia en Quintana Roo” sigue sumando más aliados para impulsarse en las próximas elecciones del 6 de junio, unas de las más grandes en la historia de México y también de la entidad.

El “poliajedrecista” como se ha denominado a Rafael Estrada Cano, Secretario Técnico de la Presidencia del CEN de morena, continúa realizando sus movimientos en Quintana Roo para que diputados de otros partidos se adhieran al partido del que es parte, vislumbrando una bancada más fuerte en el congreso quintanarroense. (Da continuidad a la nota AQUÍ)

Desde el mes pasado ha salido a reducir que Estrada Cano estaba en negociaciones para que el diputado José Luis Guillen, del partido MAS (también incluido en la alianza), se incorpore a las filas de Morena, cuestión que se ha materializado este lunes con el anuncio del diputado:

“Tomé la decisión de incorporarme al grupo Parlamentario de MORENA y registrarme como Candidato a Diputado Federal por el D3 de Cancún”

El legislador hizo hincapié en que MAS y Morena tienen muchos temas ideológicos de coincidencia y que junto con la motivación de sus “amigos de Morena” ha tomado la decisión de inscribirse a la diputación desde este partido.

Guillen López también pinta como jugada fuerte ya que sus acciones se acercan a la ya conocida misión de la 4T que vela por las causas sociales; el diputado se distingue por destinar su salario en apoyo a la comunidad, de igual forma su trabajo legislativo destaca por promover temas a favor de las mujeres y en contra de la violencia de género, como es la “Ley Olimpia” y la despenalización del aborto.

Las alianzas estratégicas que ha venido construyendo el “politiajedresista” (Maestro del ajedrez político) Rafael Estrada Cano en el Estado, vislumbran el triunfo electoral de los candidatos que impulsará la coalición “JUNTOS HAREMOS HISTORIA EN QUINTANA ROO”.

El prospectivo triunfo se viene gestando desde el pasado día 13 de enero, fecha en que tocó turno dentro de la mesa de coalición nacional para que las diligencias de los partidos nacionales morena, PT, PVEM así como del partido local MAS en un ambiente de madurez política construyeran la que sin duda se visualiza como la próxima coalición triunfadora en el Estado de Quintana Roo.

La participación del “politiajedresista” que construyó dicha coalición, provocó un efecto carambola que ha visto materializar también el pronunciamiento del magisterio estatal arropado en la asociación denominada Fuerza Turquesa misma que representa a quienes fueron militantes del partido Nueva Alianza en la entidad.

Desde el día 8 de febrero, más de 121 aliancistas, dirigentes estatales y magisteriales, se sumaron a la alianza morenista rumbo a las elecciones de junio, dando indicios del inminente triunfo de morena en el proceso electoral a celebrarse el próximo 6 de junio del 2021.

La que hasta ahora resulta ser la jugada maestra del “politiajedresista” Rafael Estrada Cano y que sin duda cambiará el tablero electoral de la entidad, es la llegada de la diputada Cristina Torres a la bancada de morena en el Congreso del Estado, consumando lo que sin duda serán las bases para un muy promisorio futuro para morena en el siguiente año electoral, donde se colocarán a un paso del triunfo para la gobernatura.

El también Secretario Técnico de la Presidencia del CEN de morena y representante propietario ante el Registro Nacional de Electores, en su condición de “politiajedresista”, se encuentra en negociaciones para la incorporación del diputado José Luis Guillen, del partido MAS, así como de los diputados petistas Ana Pamplona y Hernán Villatoro a la bancada de morena en el Congreso local junto a la misma diputada Cristina Torres, con lo que morena consolidará una bancada por de más representativa en el Congreso.

Este hecho sin precedentes en la historia política de Quintana Roo deja en claro que en morena existen personajes que han trascendido por mucho el umbral de la simple negociación política en la búsqueda de espacios políticos para anteponer un proyecto electoral absolutamente triunfador, ofreciendo todas las garantías en la región, para que el proyecto estratégico del Tren Maya vea consumarse uno de los más grandes objetivos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.