El escritor estadounidense John Hollis, de 54 años, pensó que iba a contraer el covid-19 cuando un amigo con el que compartía casa se infectó y enfermó gravemente en abril de 2020.

Mencionó que fueron dos semanas en las que sintió temor, pero nunca enfermó, así que pensó que simplemente fue cuestión de suerte por no contraer la enfermedad.

Sin embargo, en junio del 2020 en una conversación con el médico Lance Liotta, mencionó esa convivencia que tuvo con una persona muy enferma, el médico quien investiga formas de combatir el coronavirus, lo invitó a participar como voluntario en un estudio científico sobre el virus.

Hollis no solamente se enteró que había contraído covid-19, sino que descubrió que su cuerpo tenía superanticuerpos que le hacían permanentemente inmune a la enfermedad; lo que significa que, aunque el virus entró en su cuerpo, no logró infectar sus células y hacerle enfermar.

Sus anticuerpos atacan varias partes del virus y lo eliminan rápidamente, ahora es una mina de oro para estudiar diferentes formas de atacar el nuevo coronavirus.