El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que tendrá una reunión por medio de videollamada con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el jueves por la mañana para proponerle dar visas de trabajo a centroamericanos mediante el programa Sembrando Vida que también buscará que se extienda a Estados Unidos.

Se estima ampliar el programa Sembrando Vida a Centroamérica para crear un millón 400 empleos en la región, de igual manera propone que un productor del programa que está trabajando tres años recibiendo apoyo ya tengan derecho a una visa de trabajo temporal para ir a Estados Unidos seis meses y regresar seis meses.

Andrés Manuel López Obrador, propondrá un acuerdo de ordenamiento migratorio con los países centroamericanos para facilitar visas de trabajo a partir de la ampliación del programa Sembrando Vida, así como se logró la construcción del Tratado de Libre Comercio en 1994 y actualmente T-MEC con mejores mecanismos económicos que incluyen lo laboral, ahora puede construirse un acuerdo regional de migración entre Estados Unidos, Canadá, México y los países centroamericanos.

“Si no nos unimos en América nos va a superar Asia y creo que podemos llegar a un buen acuerdo, complementándonos con tecnología, inversiones, fuerza de trabajo y, sobre todo, a partir de gobiernos democráticos y de respeto de nuestras soberanías”, mencionó en un video. López Obrador destacó que se puede lograr un acuerdo para que los gobiernos apoyen con la siembra durante tres años y después de ahí, “ya que tengan cultivo, ya tienen en automático derecho a una visa de trabajo por seis meses para Estados Unidos”.

Este martes 26 de enero el Departamento de Justicia de Estados Unidos anuló una orden dada por la administración del ex presidente Trump en la cual establecía una política de cumplimiento de “tolerancia cero” para los migrantes que cruzan ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México.

El fiscal general interino de Estados Unidos, Monty Wilkinson, emitió la orden a los fiscales federales de todo el país, afirmando que el Departamento de Justicia volvería a su política anterior de larga data. “De acuerdo con este principio de larga data de hacer evaluaciones individualizadas en casos criminales, estoy rescindiendo con efecto inmediato la directiva de política”, señaló.

La política de tolerancia cero causó la separación de más de 5 mil 500 niños de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México desde su comienzo el 6 de abril de 2018, bajo una orden ejecutiva que se emitió sin previo aviso a otras agencias federales que tendrían que administrar dicha medida.

La orden ejecutiva emitida por el presidente electo, Joe Biden, para deshacer algunas de las políticas restrictivas de Trump, se ha visto entorpecida por las alteraciones en el panorama de la migración hechas por la administración anterior por lo que llevará bastante tiempo desenredar todos los cambios importantes.

La administración de Trump también redujo enormemente la cantidad de refugiados a los que se les permitió ingresar a los Estados Unidos y casi detuvo las solicitudes de asilo haciendo que los migrantes esperasen su situación en México a través de una combinación de órdenes ejecutivas y cambios en las regulaciones.

Por otra parte, en Texas un Juez bloqueó la orden de Joe Biden de suspender las deportaciones de inmigrantes indocumentados por un periodo de 100 días.

El fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, presentó una demanda contra la decisión de Biden la semana pasada al considerar que la nueva administración actuó de forma arbitraria al no consultar la orden ejecutiva previamente con los estados.

Mediante un discurso de despedida el ahora expresidente Donald Trump lanzó un mensaje a sus simpatizantes en donde indicó que mientras se prepara para entregar el poder a la nueva administración el miércoles a mediodía, el movimiento que se ha suscitado en las últimas semanas en EE. UU apenas está por comenzar.

Trump no ha aclarado si se presentará en las elecciones presidenciales del 2024, aunque en días pasados sus colaboradores han hecho circular esta opción. De momento se sabe que el ahora exmandatario se retirará a su hogar en Florida, en donde reside ahora oficialmente.

Cabe recordar que el Senado de los Estados Unidos de América aun tiene pendiente un juicio político de “impeachment” (juicio político que se lleva a cabo en el Congreso contra el presidente del país), que dará comienzo en los próximos días.

Antes de abandonar el cargo, Trump condenó nuevamente los saqueos al Capitolio que ocurrieron el pasado 6 de enero en el que murieron 5 personas. Por su parte, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, acusó al expresidente de haber provocado aquella insurrección con sus denuncias de fraude.

“Esta semana damos la bienvenida a una nueva Administración y rezamos por su éxito en mantener a EE.UU. seguro y próspero”, comentó el exmandatario en su mensaje de despedida.

“Logramos todo lo que nos propusimos, y mucho más. Sobre todo, hemos reafirmado la idea sagrada de que en EE.UU. el gobierno responde al pueblo. Restauramos la idea de que en EE.UU. nadie cae en el olvido, porque todos importan y todos tienen voz. Asumí las batallas más difíciles, peleé muy duro, tomé las decisiones más complicadas, porque para eso me eligieron” añadió.

En lo que concierne a política exterior, Trump se enorgullece especialmente de plantarle cara a China por los presuntos abusos comerciales en contra de Estados Unidos.

De igual manera, realizó un repaso de lo que consideró sus mayores logros como el haber trabajado por el bien de la nación, “Restauramos la fuerza estadounidense en casa y nuestro liderazgo en el extranjero. Construimos la mayor economía de la historia del mundo. Revitalizamos nuestras alianzas y unimos a las naciones del mundo para enfrentarse a China como nunca antes”, puntualizó.

Al abandonar la Casa Blanca, Trump caminó por la alfombra roja y abordó por última vez el avión presidencial “Air Force One” rumbo a su mansión privada en Palm Beach, Florida. “Estaremos de vuelta de algún modo”, afirmó a sus seguidores en la base aérea Andrews, en Maryland, a las afueras de Washington antes de subirse a la aeronave junto a Melania Trump.

Por último, cabe señalar que Donald Trump no asistió a la ceremonia del cambio de mando en la cual su sucesor, Joe Biden, tomó el poder este miércoles 20 de enero.

La Reseca 2.0

NORMANDO MEDINA CASTRO
Profesor y Periodista
Ex Director de SQCS
Ex Director del IEA

La soberanía nacional no puede estar sujeta a intereses partidistas, ni cederse para obtener dividendos particulares, ni ponerse en riesgo en aras de congraciarse con fuerzas extranjeras.

Es válida la divergencia de opiniones, incluso es fundamental que haya distintos criterios, pero es absurdo apedrear la casa donde vivimos todos, para llamar la atención de nuestro poderoso vecino y además pretendiendo que tome actitudes negativas contra nosotros.

Primero utilizaron como ariete la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de no felicitar a Joe Biden como presidente electo de los Estados Unidos antes de que el Colegio Electoral de la nación de las barras y las estrellas concluyera el proceso. Los enemigos “mexicanos” y extranjeros de López Obrador se lanzaron con todo para hacer ruido que generara la animadversión de Biden y su equipo contra nuestro mandatario, por lo que los conservadores mexicanos calificaban como una terrible pifia y falta de respeto.

En realidad, podría ser un exceso de formalismo nada más. Hay que recordar que había denuncias y un proceso judicial sobre las elecciones norteamericana, y es un acto de respeto a un país respetar sus instituciones y sus autoridades. Biden es presidente electo no por la aclamación internacional temprana, sino por el voto de sus conciudadanos y la validación de sus autoridades e instituciones que tienen sus tiempos y plazos. Una vez que el Colegio Electoral norteamericano concluyó sus trabajos y declaró a Joe Biden presidente electo de los Estados Unidos, el mandatario mexicano le envió una carta de felicitación cordial y clara donde enfatiza las relaciones bilaterales de amistad sobre la base de la no intervención y la autodeterminación de los pueblos. Asunto cerrado.

Ahora utilizan la Ley de Seguridad Nacional aprobada por el Senado Mexicano que contempla la regulación de los agentes de la DEA, CIA, ICE, FBI para crear discordia. En los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, y del priísta Enrique Peña Nieto, las agencias norteamericanas actuaban en territorio mexicano armados, sin ninguna restricción ni regulación y además con inmunidad diplomática. Eso ciertamente atenta contra la dignidad y la soberanía de México. Los resultados en la lucha contra la inseguridad y la violencia en esos tres sexenios del PRIAN han sido exiguos, y los escándalos de corrupción y complicidades con el crimen organizado son bastante numerosos.

En lo local

Las medidas coercitivas siempre serán cuestionadas, sin embargo, son innegables los contrastes sobre la manera en que la población enfrenta la pandemia de COVID-19, con diferentes grados de observancia de los protocolos sanitarios y de higiene. Ciertamente es necesario reducir la movilidad en las calles, en lugares públicos y las reuniones de más de diez personas para evitar que el rebrote de infectados por el virus aumente a niveles que saturen la capacidad de atención y traigan como consecuencia una caída más severa del turismo y la economía.

Quintana Roo tiene más de 15 mil contagiados de COVID-19 y cerca de 2 mil decesos por esa causa. Cancún tiene más de 7 mil casos, Chetumal casi 4 mil y Playa del Carmen ronda los 2 mil infectados. Es fundamental que en los 10 días previos al 24 de diciembre se reduzca la movilidad a lo indispensable y haya más solidaridad y responsabilidad compartida. En fin, son cosas que pasan en nuestro país y en nuestro caribeño estado.

 

¡Hasta la próxima!

profenor1960@hotmail.com