Marcela Figueroa, subsecretaria de Desarrollo Institucional de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), dio a conocer el recuento de los hechos durante la manifestación del 8M en la Ciudad de México; 62 mujeres policías y 19 civiles resultaron heridas.

A través de una conferencia virtual informó que los actos vandálicos ocurridos durante la marcha por el Día internacional de la Mujer, fueron ejecutados por hombres infiltrados que lideraron agresiones contra las policías que resguardaban el Palacio Nacional.

Las cámaras de seguridad localizadas en el primer cuadro de la ciudad captaron a un grupo de hombres encapuchados o usando mascarillas que usaros las vallas de contención para atacar a las mujeres policías del grupo Atenea.

Se trataba de una minoría que generó destrozos erráticamente y aparentemente no pertenecían a ninguno de los grandes contingentes que estuvieron avanzando durante la manifestación.

Los agresores lanzaron petardos, piedras y bombas molotov a las uniformadas que afirmaron haber utilizado extintores para mitigar los incendios y no en contra de las manifestantes como se había denunciado.

Por otro lado, las autoridades reconocieron el incidente ocurrido en la Estación Hidalgo del metro de la CDMX, donde las fuerzas policiacas encapsularon a un grupo de colectivas que llegaron a esa zona para participar en la marcha.

Se presume, de acuerdo a denuncias del contingente afectado, que dos fotógrafas fueron encerradas en las inmediaciones del metro; aparentemente una de ellas fue esposada, tirada al suelo y su equipo fotográfico quedó destrozado.

La agresión se suscitó entre elementos de la Policía Bancaria Industrial (PBI) y mujeres de la prensa que se dirigían a la marcha. Figueroa explicó que se inició la carpeta de investigación para definir las responsabilidades correspondientes mientras que el encargado de dar la orden ya fue suspendido de su puesto mientras se realiza la investigación.