A pesar de que el gobernador del Estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín, exhortó a la población a seguir con los hábitos de higiene de manera estricta, el uso correcto de cubrebocas, lavado de manos y sana distancia, se registraron más casos como consecuencia del periodo vacacional de Semana Santa, después de que muchos prefirieron salir a disfrutar de las playas, plazas comerciales o viajar a otras ciudades.

Las autoridades de la Secretaría de Salud Federal indicaron que en las últimas dos semanas el Estado de Quintana Roo ocupó el séptimo lugar de las 10 entidades con mayor aumento de casos de Covid-19.

De acuerdo con las estadísticas, el Estado presenta un aumento de 101 casos entre la semana del 23 al 29 de marzo y del 13 al 19 de abril, teniendo una dinámica de 6.8 contagios por cada 1000 habitantes. Los estados que tienen una situación similar son Baja California, Chihuhua, Ciudad de México, Colima, Durango, Estado de México, Morelos, Nayarit y Tlaxcala.

El subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, indicó que debido a las cifras es necesario que la población retome las medidas de higiene para evitar que el contagio siga aumentando.

Hugo López Gatell mencionó que existe una complejidad adicional, ya que en los puertos turísticos hay mayor movilidad de personas y los registros confirman que hubo mayor conectividad de usuarios en espacios públicos, principalmente en farmacias, supermercados, donde el aumento fue de 10 puntos porcentuales, de igual manera en las tiendas departamentales hubo mayor afluencia.

La mañana de este viernes 29 de enero usuarios de la red social Twitter posicionaron en tendencias la noticia de que el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habría sufrido una embolia cerebral a causa del Covid-19 que padece desde hace algunos días.

La información fue desmentida por la Secretaria de Gobierno de México, Olga Sánchez Cordero, en la mañanera del mismo viernes afirmando que el presidente Andrés Manuel se encuentra bien de salud y en optimas condiciones mientras se recupera rápidamente.

Por su parte el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reiteró que en general la salud del presidente López Obrador es “muy buena, está tranquilo, de buen humor, deseoso de poder incorporarse a sus actividades cotidianas, desde luego tiene que permanecer unos días más en aislamiento y reposo relativo”.

“Ha evolucionado muy bien, estamos muy contentos por ello. El presidente está prácticamente asintomático, y está sumamente activo”, informó.

En conferencia de prensa, el funcionario federal señaló que este jueves conversó con el jefe del Ejecutivo, quien dijo, da seguimiento “estrecho” al tema de adquisición de vacunas contra coronavirus, “que se concreten los contratos”.

De igual manera se refirió a la infodemia respecto a la salud del mandatario, de quien en redes sociales se mencionaba que habría tenido un problema neurológico, incluso una parálisis facial, lo que calificó de “absurdo”.

“Estuvieron circulando en redes sociales, principalmente en WhatsApp, mensajes fuera de lugar, diciendo que el presidente había tenido un problema neurológico, posiblemente hemorrágico o que tenía una parálisis facial o de alguna parte del cuerpo. Esto es absolutamente falso, absurdo, y es claramente un mensaje que busca dañar no solamente la imagen del presidente sino la integridad del Estado Mexicano. Hay que tener muchísimo cuidado con este tipo de desinformación”, alertó.

Esta mañana los primeros lotes de la vacuna anti-covid de Pfizer arribaron al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). En la terminal 1 del aeropuerto estuvieron presentes los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de Salud, Jorge Alcocer; de Marina, Rafael Ojeda, de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, y el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

El personal militar descargó y resguardó el primer lote del millón 420 mil 575 vacunas que se repartirá en nuestro país en distintos momentos y hasta el último día de enero.

Este miércoles 23 de diciembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que hoy se definirá la estrategia para iniciar la vacunación del 24 en el país.

Los primeros en recibir las dosis serán el personal médico y militar. Los primeros en ser vacunados ya fueron preidentificados y se les notificará en las próximas horas. De acuerdo con la Política Nacional de Vacunación contra el covid-19, con la ayuda de las Fuerzas Armadas se ha dispuesto que el primer embarque sea utilizado para vacunar al personal de salud.

Tras su arribo en la capital del país, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) analizará el producto, se harán algunas de las 80 pruebas físico-químicas necesarias por protocolo para garantizar estabilidad, resistencia al calor, inocuidad, potencia, esterilidad, asimismo que todo el producto esté perfectamente etiquetado, sellado y sin alteración.

Cada contenedor empaquetado tiene hielo seco que alcanzan los menos 75 grados centígrados. Se trata de cajas especiales con protección primarios, secundarios y terciarios, es decir, contienen bandejas con 975 viales, o sea, tres mil dosis. Cada envase contiene 0.45 mililitros, aunque puede haber recipientes de multidosis de 2 mililitros.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard, agradeció tanto a Pfizer como DHL por ser “diligentes” ante la llegada del fármaco al país, destacando que con esta importación parte un nuevo proceso en México frente al coronavirus y representa el principio del fin de la pandemia.

Tras las palabras del secretario de Relaciones Exteriores, comenzó la salida del convoy, vigilado con integrantes del Ejército, donde va el primer lote de vacunas desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México rumbo a la zona de Los Pinos para posteriormente ser suministrada a las personas contempladas para la primera fase de inoculación.

Tras el incremento de hospitalizaciones por casos de Covid-19, la Ciudad de México y el Estado de México regresarán a rojo en el semáforo epidemiológico nacional. El nivel de alerta actual es máximo de acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Salud (Ssa), el cual indica que la capital del país ya suma 273 mil 773 contagios confirmados y 15 mil 83 muertes por coronavirus.

Claudia Sheinbam, jefa de gobierno de la CDMX, afirmó esta mañana en conferencia virtual que se mantiene la emergencia por el incremento de casos del nuevo coronavirus; por ello, el color del semáforo epidemiológico en la Ciudad de México cambió a rojo, que hasta esta semana se mantenía en alerta.

Sheinbaum hizo un llamado a no hacer fiestas o reuniones y a continuar con el uso de cubrebocas, la sana distancia. La ampliación hospitalaria pretende disponer de 10 mil camas más, aunque sostuvo que el objetivo más importante es la prevención.

Por su parte, el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, recordó que, debido a la cercanía y la relación entre ambos estados, las medidas que se implementen en la capital serán en concordancia con aquellas en su entidad.

Resaltó que la ocupación hospitalaria sobrepasa el 75 por ciento en ambas entidades, por lo que se deberán implementar nuevas medidas para reducir el número de contagios, el cual está creciendo de manera “alarmante”.

A la conferencia también asistió el subsecretario de Prevención y Promoción, Hugo López-Gatell, quien reiteró que, debido a la temporada invernal, el gobierno federal esperaba un repunte en los contagios.

Debido a las consecuencias que podría traer el cierre total, las autoridades determinaron que se permitirá el desarrollo de actividades esenciales. Sin embargo, las que no sean parte de esta categoría permanecerán cerradas hasta el 10 de enero del próximo año.

De entre las actividades que se podrán llevar a cabo se encuentran:

Venta de alimentos sin preparar y preparados, pero únicamente como servicio de entrega a domicilio o para llevar.

Actividades relacionadas con la energía, el transporte, la manufactura, la salud, la construcción, las telecomunicaciones y el sector financiero.

Fabricación, comercialización y venta de medicamentos.

Talleres de reparaciones y refacciones.

Sectores tributarios, de seguridad, obra pública y agua.

Todas aquellas actividades que no figuren dentro de estas características deberán suspender sus operaciones. Sin embargo, incluso las permitidas deberán implementar las medidas de seguridad previamente proporcionadas por el gobierno.

Este martes 8 de diciembre fue presentada la Política Nacional de Vacunación contra el covid-19 en la cual se destaca que quienes tendrán prioridad para recibir la vacuna serán personal médico y población de riesgo.

Durante la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario informó los pasos a seguir en el proceso para la vacunación de la población mexicana, reiterando que ésta será universal y gratuita.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que a través de esta estrategia se busca vacunar a alrededor del 75% de la población de 16 años en adelante y así, reducir las muertes por covid-19.

Los grupos han sido divididos en: trabajadores de salud, personas de 80 y más años, personas de 70 a 79, personas de 60 a 69, personas de 50 a 59, personas de 40 a 49 y población menor de 40 años.

La Secretaría de Salud prevé completar la cobertura nacional de vacunación hasta el 2021, pues, aunque los procesos iniciarán este año, no se culminará sino hasta finales del siguiente.

El plan de vacunación se llevará a cabo por cinco etapas, en las que se buscará inocular a los diversos grupos poblacionales por edad.

La primera etapa estará comprendida desde el 10 de diciembre y culminará en febrero de 2021. Una vez que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) apruebe la vacuna en Estados Unidos, el proyecto de Pfizer será enviado a México para su análisis y revisión por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

La segunda etapa será de febrero del 2021 a abril de ese año. En este tiempo se vacunará al personal de salud restante y apersonas de 60 o más años.

La tercera etapa se comprenderá en el periodo de abril a mayo del siguiente año, durante el cual se inoculará a personas de entre 50 y 59 años.

La cuarta etapa se llevará a cabo durante mayo y culminará en junio del 2021. En ella, la vacuna se aplicará a la población de entre 40 y 49 años.

La quinta etapa comenzará en junio y terminará en marzo, tiempo en el que la vacuna será aplicada a la población restante.

Algunos estados como Baja California Sur y Nuevo León han decidido construir una red ultra fría, previo a la llegada de la vacuna contra el covid-19 a México, algunas de las cuales requieren una red de este tipo para preservarse y contribuir a su correcto manejo, transporte y distribución, garantizando así su adecuada inmunogenicidad.

El secretario de Salud en Baja California Sur, Víctor George Flores, informó que el gobierno estatal estableció una moderna y funcional red de frío en el almacén general de la Secretaría de Salud, a fin de que el inmueble tenga las condiciones adecuadas para recibir la vacuna contra el covid-19.

Por su parte, Nuevo León anunció que será el primer estado del país en contar con ultra congeladores para almacenar la vacuna contra el covid-19 desarrollada por la empresa farmacéutica estadounidense Pfizer, informó el gobernador de la entidad, Jaime Rodríguez Calderón, quien señaló que la empresa de origen danés Danfoss donará a su administración los refrigeradores especiales.

México podría iniciar la vacunación contra covid-19 Antes de que termine este año, informó Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. Una vez que sean autorizadas las vacunas de la farmacéutica Pfizer, llegará a nuestro país un lote con estos biológicos.

El Gobierno Federal firmará un contrato con la farmacéutica Pfizer, y una vez que sean autorizadas sus vacunas, las cuales están siendo verificadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos, llegará a nuestro país un lote con estos biológicos, cuya autorización también está en revisión desde el pasado 26 de noviembre en la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Es posible que antes de que termine el año tengamos una dotación inicial y con ello podamos establecer el arranque de la vacunación contra el covid-19 en México” comentó López-Gatell.

De igual manera añadió que, la Secretaría de Hacienda está desarrollando los planes presupuestales para la compra de las vacunas contra coronavirus, no sólo para Pfizer, sino para la adquisición de otros biológicos como los que están desarrollando AstraZeneca y Cansino y para las que se comprarán por el mecanismo COVAX de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ante el reto que se enfrenta para lograr la adecuada refrigeración (por la ultra congelación a menos de 70 grados que requiere la vacuna), el subsecretario de Salud indicó que se utilizarán todos los medios posibles (civiles y militares) con el objetivo de lograr su pronta distribución y aplicación para que no se rompa la cadena de frío.

“El contrato que se firmará mañana incluye previsiones para que la distribución por parte de Pfizer esté lo más cercano al punto de uso, de modo que el periodo de ultra congelación se acorta, la distancia a recorrer por parte del producto se acorta, y aquí contamos con el apoyo valiosísimo de nuestras fuerzas armadas”, explicó.