La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción en Quintana Roo (FECCQROO) abrió la carpeta de investigación sobre el “cártel del despojo”, supuestamente integrada por servidores públicos e integrantes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a quienes se les acusa de adueñarse de casas de lujo con juicios laborales falsos.

El pasado jueves en la plataforma digital de Latinus, el periodista Carlos Loret de Mola reportó el modus operandi de dicho cartel, exponiendo denuncias, juicios iniciados, testimonios y nombres de afectados.

Los nombres clave en dicho documento pertenecen a Pablo Bustamante Beltrán, quien es el actual dirigente estatal del Partido Verde en Quintana Roo, el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (JUGOCOPO) del congreso local, David Gustavo Miranda, y su madre, Érika Luz García Deister.

Gustavo Miranda ante dichas acusaciones calificó la investigación como una “ficción construida”, donde reporta que las acusaciones ante él tienen faltas de sustento y vigencia. Asegura que dicha fortuna se ha realizado con el trabajo honesto de él y su mamá con la construcción de varios empleos.

Pablo Bustamante rechazó el juicio por el que se le acusa, que ya llevaba muchos años denunciado de manera local, pero sin respuesta alguna.

Por último, la actual presidenta y candidata a la presidencia del Municipio de Benito Juárez, Mara Lezama, señaló que, este juicio es parte de una “guerra sucia” por el arranque de las campañas electorales del 2021.