La Organización Mundial de Salud (OMS) le ha dado el reconocimiento de excelencia a la vacuna cubana contra el coronavirus “Soberana 02”, la cual ha tenido un resultado favorable en la aplicación pediátrica, algo que ninguna de las otras vacunas que se encuentran en circulación había logrado hasta ahora. Dicha vacuna es la primera desarrollada en Latinoamérica que tras la fase III podrá estar lista en mayo.

La vacuna realizada en Cuba superó la fase 2 de ensayos clínicos teniendo la ventaja de ser la primera que puede aplicarse en la población pediátrica. La vacuna entró a las sucesivas etapas de pruebas el 19 de octubre del 2020 y a principios de marzo del 2021, la farmacéutica BioCubaFarma confirmó que la Autoridad Reguladora de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos de Cuba (CECMED) dio luz verde a la etapa final en su investigación.

Hasta el momento más de 90 mil cubanos en diez comunidades de la isla han sido vacunados con la soberana 02. La CECMED ha garantizado, mediante las exhaustivas valoraciones de los ensayos, que esta es una vacuna muy segura.

Se trata de un fármaco conjugado en el cual se combina el antígeno del virus y el toxoide tetánico, por lo que se espera que la inmunidad alcance la mucosa del tracto respiratorio con el propósito de evitar la entrada del virus.

La soberana 02 evita el contagio, aminora la sintomatología y disminuyen los riesgos de muerte en la aplicación, haciéndola una de las mejores propuestas ante las vacunas actuales.

Cuba se encuentra a pocas semanas de comenzar la fase III de los ensayos clínicos de la vacuna Soberana 02, la cual no sólo se aplicará a los ciudadanos de dicha nación caribeña, sino a todos los turistas que visiten la isla.

De acuerdo con Vicente Vérez, director del Instituto Finlay, encargado de la realización de la vacuna, todos los extranjeros que lleguen al país y quieran vacunarse con la Soberano 02, o alguna de las otras candidatas que se están desarrollando en el país, podrán hacerlo.

Vicente Vérez señaló que la inyección ha demostrado hasta ahora una respuesta inmune potente. De igual manera “induce memoria de larga duración de esa respuesta inmune que, además de producir anticuerpos, hace que estos duren”, puntualizó durante una comparecencia virtual en la sede de la Organización Panamericana de la Salud localizada en La Habana el pasado 29 de enero.

Cuba labora actualmente para producir 100 millones de dosis de soberana 02 con el objetivo de satisfacer la necesidad del país y también de otras naciones interesadas en ella. Con este producto se valora el uso de una tercera dosis con acción de refuerzo a fin de lograr inducir respuesta inmune de neutralización viral.

El especialista recalcó que la estrategia de comercializarla tiene una combinación de humanidad y de impacto en la salud mundial, “no somos una multinacional donde el propósito financiero es la razón número uno, nuestro fin es crear más salud”, aseguró.

Actualmente el Instituto Finlay también se encuentra desarrollando la vacuna contra COVID-19, Soberano 01, la cual está en Fase II de ensayos clínicos sin que haya fecha, aún, para el inicio de la Fase III.

La vacuna cubana Soberana 02, que prevé iniciar su fase III de ensayos clínicos el próximo 1 de marzo, contará con alrededor de 150 mil dosis para la inoculación a los voluntarios. Además, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología cubano está desarrollando otras dos vacunas: Abdala y Mambisa.

Tras haber alcanzado un nuevo pico de contagios con 910 casos, el Ministerio de Salud Pública de Cuba dio a conocer nuevas medidas de confinamiento en hoteles para turistas que ingresen al país, entre las que se incluye la reducción de vuelos provenientes de México.

Cuba ha registrado hasta el momento 25 mil 674 contagios y 213 decesos por el covid-19, por lo que el próximo sábado 6 de febrero el país caribeño implementará las nuevas medidas de confinamiento para extranjeros y cubanos que no residan en el país, aislándolos en hoteles designados por las autoridades en donde su estancia será costeada por los visitantes.

Entre las nuevas medidas que entrarán en vigor se encuentra el someterse a una prueba PCR en el aeropuerto y luego ser trasladados a centros de aislamiento donde recibirán vigilancia médica, en el caso de los cubanos residentes permanecerán aislados en centro destinados a este fin de forma gratuita.

Cuba, que cuenta con 11.2 millones de habitantes, es uno de los países menos afectados en la región por el coronavirus. Todas las personas que resultan positivas en la prueba son hospitalizadas. En caso de cumplir aislamiento institucional, los viajeros internacionales podrán ser sometidos a una segunda prueba de PCR al quinto día y en caso de salir negativo podrán dejar el aislamiento.

Por su parte, las autoridades de transporte anunciaron que a partir del 6 de febrero reducirán de manera temporal a un vuelo semanal la frecuencia, y en algunos casos quincenal, de los vuelos de aerolíneas procedentes de Estados Unidos, México, Panamá, República Dominicana, Colombia y Bahamas.

También se suspenderá el reinicio de vuelos procedentes de Nicaragua, Guyana, Trinidad y Tobago y Surinam, en tanto que los vuelos que provienen de Haití quedarán cancelados.

Cuba registró este lunes 1 de febrero la fase II en el proyecto de vacunación contra el covid-19 que lleva por nombre “Abdala”, convirtiéndose en la segunda vacuna, de las cuatro ya previstas, desarrollada por el país en superar la fase I de pruebas.

Aproximadamente unos 800 voluntarios sanos o con patologías compensadas de 19 a 80 años, participaron en la segunda etapa de ensayos clínicos de la vacuna Abdala que comenzó este lunes en Santiago de Cuba, pues durante la primera fase reveló una respuesta inmunológica positiva.

El domingo 31 de enero Cuba superó por primera vez los mil infectados diarios por covid-19. No obstante, mantiene un bajo índice de muertes desde que comenzó la pandemia en marzo, con un número de 216; en tanto, acumula 27 mil 592 contagios y 21 mil 856 recuperados.

La vacuna Abdala, que lleva el nombre de un poema dramático del libertador cubano José Martí, es uno de los dos proyectos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana. El segundo proyecto titulado “Mambisa”, relaciona su nombre con las mujeres cubanas durante la lucha por la independencia en el siglo XIX, todavía en fase I y el único de los cuatro que se administra con un spray nasal.

Por su parte el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) de La Habana trabaja en otros dos proyectos titulados “Soberana 1”, que comenzará este este mes su segunda fase de ensayos clínicos, y “Soberana 2”, el más avanzado de los cuatro y actualmente en fase II B, que el país podría fabricar en 2021 y repartiría mediante una campaña de vacunación en el primer semestre de este año 100 millones de dosis.

Con el fin de contener la propagación del covid-19, las autoridades cubanas implementaron desde el 14 de enero unas 50 medidas de prevención en La Habana y otras provincias, que incluyen el cierre de escuelas, restaurantes, bares y playas, así como la suspensión del transporte público por las noches, de igual manera el país anuncio este fin de semana que todas las personas que ingresen al país a partir del 6 de febrero deberán aislarse en hoteles o centros de confinamiento luego de someterse a una prueba de PCR en el aeropuerto.