El director de la Comisión Federal para la Protección contra Contagios Sanitarios (COFEPRIS), Miguel Pino Murillo, confirmó que existirán multas de entre 17 mil hasta 170 mil pesos para los partidos políticos que no cumplan con los protocolos sanitarios, ya que ahora que han comenzado las campañas se han recibido varias denuncias ciudadanas al respecto.

El titular de la COFEPRIS mencionó que deben existir medidas sanitarias, ya que de no hacerlo se puede correr el riesgo de propagar el virus. Entre las medidas se encuentran el uso correcto del cubrebocas, respetar la sana distancia, aplicación de gel antibacterial, etc.

Miguel Murillo comentó que en las campañas electorales es muy común que se realicen eventos con convocatorias masivas, por lo cual invita a los candidatos y partidos políticos a evitar realizarlos, pero en dado caso que se hagan dichos eventos, deberán respetar el aforo permitido según lo indique el semáforo epidemiológico estatal.

De igual forma aclaró que la COFEPRIS no tiene la facultad de suspender un evento, si este se realiza en un lugar abierto, pero de realizarse en un lugar cerrado, ellos pueden proceder a la cancelación y clausura del lugar.

Dichas sanciones están siendo realizadas ya que en redes sociales existe evidencia de que los candidatos a presidentes municipales en diferentes municipios del Estado de Quintana Roo no están siguiendo las indicaciones que han lanzado las autoridades de salud, y no todos han solicitado su dictamen de aforo permitido, así como notificar a la COFEPRIS la realización de sus eventos, por lo cual ya se analizan cada caso para poder aplicar las sanciones correspondientes.

Luego de constatar las pésimas condiciones en las que se encuentra el Rastro Municipal de Othón P. Blanco, este miércoles 21 de abril la Comisión Federal para la Protección y Riesgos Sanitarios (Cofepris), suspendió sus operaciones.

En días pasados, empleados del Rastro ubicado en el Parque Industrial de la ciudad denunciaron y alertaron a las autoridades sanitarias sobre el mal estado en que funcionaba el lugar por desatención por el actual ayuntamiento del municipio.

Inspectores de la Cofepris acudieron a las instalaciones donde procesa la matanza de porcinos y confirmaron el pésimo estado insalubre en que se encuentra, procediendo a la suspensión del mismo y aplicando las sanciones correspondientes.

Por incumplimiento a las medidas sanitarias el lugar fue cerrado y se pegaron los sellos correspondientes.

En días pasados empleados del Rastro hicieron pública su inconformidad sobre la falta de equipamiento y las malas condiciones en que funcionaba el lugar.

En el norte del Estado de Quintana Roo se han puesto de moda las fiestas clandestinas denominadas como Jungle Party o Secret Location. Por lo que la Comisión Contra Riesgos Sanitarios en el Estado (COFEPRIS), se encuentra trabajando de la mano con la Sefiplan, Protección Civil, Guarda Nacional y Autoridades Municipales, para realizar operativos mediante el uso de drones para ubicarlas y posteriormente clausurar dichas fiestas.

Este tipo de eventos se realizan en medio de la selva, en lugares de difícil acceso, por lo que las autoridades deben recurrir al uso de drones, para su localización y posterior a ello, dar parte para el movimiento de los elementos correspondientes, quienes realizarán la suspensión del evento.

La difusión que tienen las Jungle Party es de forma muy secreta, ya que se divulgan Invitaciones digitales atreves de WhatsApp, donde posteriormente de confirmar tu asistencia te dan la ubicación y por último te piden que no lleves tu celular, ya que buscan que no haya evidencias de fotos y videos del lugar.

Las distintas instituciones invitan a la población a que no asistan a este tipo de eventos, ya que representan un foco de infección importante, recordando que aún estamos en la lucha contra el COVID-19, por lo que el uso del cubrebocas, gel antibacterial, respetar la sana distancia, no salir de sus casas a menos de ser necesario y además evitar la sobreocupación del aforo permitido, ayudaran a gran medida a seguir evitando contagios.

A lo largo del año 2021 Tulum ha sido uno de los focos principales en contagios de COVID-19 en el Estado, donde la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) ha tenido que tomar medidas drásticas, lanzando drones, monitoreando redes sociales, páginas web, etc. Con el fin de localizar fiestas clandestinas o eventos masivos que no cumplan con el normamiento correspondiente al semáforo epidemiológico del Estado.

Ante estos sucesos varios empresarios hoteleros y restauranteros de la Riviera Maya y el Caribe Mexicano han demostrado su inconformidad y exigen que se tengan multas más severas con dichos establecimientos, ya que las multas mayormente van de 16 mil a 160 mil MXN, y 3 días de suspensión para que se acoplen a las normas.

Se estima que esa pequeña cantidad de dinero no es nada a comparación de lo que ganan con los extranjeros en este tipo de fiestas.

Un ejemplo de este tipo de ganancias fue la llamada “Jungle Party”, donde se les restringía a todas las personas el tomar videos o fotos durante la fiesta para así evitar ser detectados. En esta fiesta se estima que acudieron aproximadamente entre 150 a 200 personas como mínimo y cada coste de entrada a la fiesta fue de entre mil y cinco mil dólares.

Tan solo en las últimas dos semanas de la temporada vacacional, se han desmantelado por lo menos más de 200 fiestas a lo largo de las zonas costeras de Cancún, Tulum, Playa Del Carmen Y Cozumel.

Al igual que este tipo de fiestas clandestinas, existen muchos eventos masivos que han tenido que clausurar por su falta de normas. El próximo evento masivo está siendo organizado por Zamna, un hotel con bastante experiencia en ofrecer festivales muy masivos donde llega gente de todas partes del mundo.
https://www.instagram.com/p/CMLdTipqmlZ/?utm_source=ig_web_copy_link
El ultimo evento masivo que dicho hotel realizó tiene aproximadamente unos cuantos meses, y se logró observar el nulo uso de cubrebocas y las medidas sanitarias, por lo que cabe suponer que este próximo evento no será la excepción.

Como parte del operativo especial de Semana Santa, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), sancionó a 39 establecimientos en todo Quintana Roo, esto debido a que muchos de los establecimientos no respetaban el aforo máximo permitido en el semáforo epidemiológico amarillo.

La COFREPRIS visitó cerca de 500 establecimientos en todo el Estado desde el 29 de marzo hasta el pasado 4 de abril, el resultado de las inspecciones arrojó un total de 20 establecimientos sancionados y 19 fueron clausurados.

Las sanciones aplicadas van desde las 200 a 2000 UMA’s (Unidades de Medición y Actualización), es decir, desde $17 mil 924 pesos hasta $179 mil 240 pesos según el caso.

Dichas inspecciones se realizaron en los municipios de Benito Juárez, Puerto Morelos, Isla Mujeres y Lázaro Cárdenas, en donde la llegada de turistas rebasó el límite establecido.

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, informó que la Coordinación de Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), intensificará las verificaciones a prestadores de servicios y establecimientos en Semana Santa, las cuales viene realizando periódicamente y muchas han derivado en sanciones administrativas, multas y hasta clausuras.

De acuerdo con la COFEPRIS, de marzo de 2020 a la fecha actual, se han realizado 17 mil 923 verificaciones a establecimientos de todos los giros comerciales y no comerciales. Como resultado de estas acciones, se han suspendido mil 897 establecimientos en el Estado.

De igual manera, la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN) informó que, del 1 de abril de 2020 al 27 de marzo de 2021, se han realizado 302 clausuras de establecimientos de venta de bebidas alcohólicas por no respetar los horarios establecidos en el Semáforo Epidemiológico Estatal.

En el operativo vacacional de Semana Santa 2021, que va del 26 de marzo al 11 de abril, participarán alrededor de 3 mil 350 personas, quienes brindarán el apoyo necesario en caso de presentarse alguna situación de emergencia durante los recorridos en los puntos de mayor afluencia de personas, así lo dio a conocer la Coordinación Estatal de Protección Civil (COEPROC).

A partir del 27 marzo hasta el 12 abril, en Playa del Carmen se realizará el operativo vacacional “Semana Santa Segura 2021”, en donde trabajaran en conjunto los 3 órganos de gobierno, con el fin de evitar la propagación del Covid-19. Todo esto con el objetivo de asegurar el cumplimiento de los protocolos sanitarios, así como garantizar la seguridad de los ciudadanos solidarenses y turistas.

El Secretario General del Ayuntamiento de Solidaridad, Alfredo Paz Cetina, comentó mediante una entrevista que, “en los 17 días que durará el operativo participarán los tres órganos de gobierno, Municipal, Estatal y Federal”.

Por la parte Municipal se contará con la participación de las secretarías de Turismo y Seguridad Pública, por medio de sus direcciones de Tránsito, Protección Civil y Bomberos. Además, se sumará la Secretaría de Justicia Social, por medio de la Dirección de Salud Pública Municipal.

Por parte del Estado, estarán presentes las dependencias de Protección Civil, Policía de Quintana Roo, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y la Secretaría de Turismo.

Por último, por medio de la federación se contará con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Armada Mexicana, Guardia Nacional, Policía Federal, Comisión Nacional Forestal, Instituto Nacional de Migración, Secretaría de Turismo, Ángeles Verdes, Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

Cabe mencionar que, las playas se encontrarán bajo vigilancia de la Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT), Protección Civil y los guardavidas, verificando que se cumplan lo establecido en materia de salud. En este sentido se aplicarán las multas correspondientes a las personas que no se apeguen a los reglamentos ni cumplan con los protocolos sanitarios.

El pasado miércoles 17 de marzo el gobernador del estado Carlos Joaquín González suspendió el laboratorio Marbú Salud, el mismo que realizó las pruebas covid fraudulentas a los 44 argentinos que dieron negativo antes de salir del país y al arribar a su destino todos resultaron positivos.

 

Este escándalo internacional obligó a tomar medidas al gobernador, por lo que tras está suspensión, en conjunto a la Fiscalía General de la República (FGR) se inició una investigación a los laboratorios y puestos ambulantes de pruebas de Covid-19 a los alrededores del Aeropuerto Internacional de Cancún.

La Secretaria de Salud estatal notificó que 150 locales han sido verificados por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) dando aval a que estos sitios cumplen con todas las normas.

COFEPRIS asegura que en lo que va del año 2021 se han realizado 36 visitas de verificación a los establecimientos para evitar este tipo de fraudes.

Cabe recalcar que esta situación no es un problema nacional nada más, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) informó sobre la existencia de ventas en línea de kits de prueba para covid-19 fraudulentos.

De igual forma, a inicios de febrero la Unión Europea advirtió sobre una banda irlandesa de falsificadores de certificados llamada Rathkeale Rovers Mobile Organised Crime Group, por mencionar algunos de los casos.

Este lunes 8 de febrero el Estado de Quintana Roo regresa a Naranja en la semaforización estatal de riesgos epidemiológicos, lo que implicó que muchos comercios volvieran a reducir su capacidad y en otros casos a cerrar sus puertas, tal es el caso de los gimnasios, los cuales han tenido que adaptarse para continuar bajo funcionamiento a pesar de la difícil situación.

Al menos 30 gimnasios en la capital del Estado están siendo obligados a cerrar sus puertas debido a que durante este color en el semáforo epidemiológico únicamente se permiten llevar a cabo actividades al aire libre según lo indicado por las autoridades de salud. De esta manera los propietarios de gimnasios han decidido sacar sus aparatos y accesorios para brindar el servicio en parques y estacionamientos.

Esto ya ha sido anunciado por negocios como “Power Gym” y “Central Fitness”, quienes anunciaron que se convertirán en gimnasios al aire libre evitando así que la crisis se propague, tomando en cuenta las medidas de prevención como el uso de cubrebocas, gel para manos y sanitizantes, así como la desinfección de todos los aparatos utilizados para el ejercicio.

“Lo más importante es cuidar la salud y bienestar de todos nuestros clientes, y, debido al cambio de color en el semáforo estipulado por el gobierno del estado, nos vemos en la necesidad de adaptarnos a la situación y convertirnos en gimnasios al aire libre, para que no detengan sus entrenamientos y cumplas tus metas y propósitos”, señaló Marvin de la Rosa, empresario chetumaleño perteneciente a este rubro, mediante un comunicado.

Algunos gimnasios de la capital dejarán sus establecimientos para instalarse en espacios abiertos y así continuar con sus actividades. Estas medidas proponen seguir con el trabajo y mantener los empleos que estos mismos ofrecen.

De esta forma las instalaciones como estacionamientos o naves industriales serán habilitadas, cumpliendo con todas las medidas sanitarias requeridas por las autoridades de salud y evitar problemas para no hacerse acreedores a sanciones por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

En días pasado el Presidente Andrés Manuel López Obrador llegó a acuerdos con el Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, para que envíen a México 24 millones de vacunas ‘Sputnik V’.

Por su parte, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell informó que el registro para la vacuna rusa en el país está avanzando para que en próximos días arribe el cargamento de las dosis contra el covid-19 que se pactaron con Rusia.

La adquisición de esta vacuna fue reprochada por la Senadora Lilly Tellez ya que en “teoría se ve bien” pero asegura que no se ha probado en la práctica y que tampoco ha sido autorizada para venta de emergencia.

De igual forma añadió que “Sputnik V” ha sido cuestionada por la comunidad científica por presentar información falsa además de que la OMS todavía sigue analizándola.

“La vacuna rusa NO está aprobada por la Comunidad Científica Internacional pero la aprobará la Cofepris en México. Es la vacuna barata, por eso la eligió el Gobierno”, escribió Tellez en su cuenta de twitter.

Esto ha desatado diversas críticas dividas en redes sociales, algunas a favor de las cuestiones que plantea la senadora y otras en contra; incluso ha acusado a la 4T de querer cerrar su cuenta por las pronunciaciones que ha dado en contra de la adquisición de la vacuna rusa.