Las fuertes lluvias que han azotado a Quintana Roo en los últimos días, provocaron la mañana del martes 15 de junio un deslave en la carretera de la zona costera de Tulum.

Luego de que las autoridades tuvieran conocimiento del deslave, no se han reportado conductores afectados o algún accidente.

Al lugar arribó personal de Protección Civil y el cuerpo de Bomberos de Tulum, quienes realizaron labores de prevención y vigilancia en el deslave originado en la zona costera de la vía Tulum- Boca Paila, a la altura de Punta Piedra.

Para salvaguardar la integridad de los conductores, así como mantener el flujo vehicular, por lo que solo podrán ingresar a la zona hotelera por la zona del deslave, pero la salida será obligatoria por la avenida Kukulcán, inaugurado recientemente como acceso alterno.

La carretera a Mahahual es considerada de alto riesgo para los habitantes y turistas debido a las malas condiciones en las que se encuentra. Los accidentes vehiculares durante las vacaciones de Semana santa no se hicieron esperar, afortunadamente en los accidentes que ocurrieron por el mal estado de la carretera, no hubo pérdida de vida, pero sigue siendo peligrosa.

A pesar de que los prestadores de servicios turísticos y habitantes de Mahahual realizaron actividades de bacheo por su propia cuenta, la carretera sigue estando en malas condiciones ya que presenta múltiples rajaduras y huecos.

“Ya urge que se pueda reparar este camino; se lo pedimos al gobernador en audiencia y nos dijeron que sí. Esperamos que empiecen a trabajar”, comentó Pedro Rodríguez Cobos, alcalde de Mahahual.

Habitantes mencionan que William Conrado Alarcón, el secretario de Obras Públicas del Gobierno del Estado, se comprometió a re encarpetar en su totalidad esta carretera, pero mencionan que eso fue hace un mes y hasta ahora no se sabe nada de dicho proyecto.

Diferentes organizaciones han denunciado ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), que en Holbox se están realizando obras ilegales las cuales están destruyendo el Área de Protección de flora y fauna de Yum Balam en la misma isla. Este es un humedal de gran importancia, ya que en él se encuentra el Manglar, una especie de fauna que es protegida en México, por lo que exigen la debida investigación y reparación del daño ambiental.

El objetivo de las obras es abrir camino de la avenida Kuká hasta llegar al río cercano del mismo nombre, todo esto con la intención de realizar megaproyectos que puedan atraer a turistas extranjeros, sin pensar en el daño ambiental que se puedan causar.

Los trabajos comenzaron en el mes de febrero, pero no fue hasta finales de marzo que se dio a conocer este caso, por lo cual se ha avanzado fuertemente en la destrucción del área protegida.


Organizaciones como la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), Centinelas del Agua, Grupo Tortuguero del Caribe, Pronatura, Cinvestav Mérida, Federación Mexicana de Colegios de Biólogos; así como el Colegio de Biólogos de Quintana Roo y Nuevo León. Se unen para ser escuchados y que esta obra sea detenida y que paguen los responsables de estos atentados contra la naturaleza, ya que viola el artículo 60 de la Ley General de Vida Silvestre.