La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) de Quintana Roo lanzó un comunicado en donde menciona que por trabajos que realizará la CFE, tendrá que dejar de abastecer el servicio el jueves 22 de abril en la capital del Estado.

El subgerente técnico de CAPA en Othón P. Blanco, Javier Tun Chi, detalló que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), trabajará en el cambio de un poste y aseguramiento de una estructura eléctrica entre las comunidades de Sergio Butrón Casas y González Ortega, ya que hace unos días atrás existió un percance generado por un camión en la zona cañera, lo que afecto una de líneas de alta tensión.

La suspensión del servicio de agua potable se dará el día Jueves 22 de abril de 9:00 a 14:00 horas, por lo que se hace un atento llamado a la población a que almacenen aguan para un periodo de 24 a 72 horas, esto debido a la espera de la reactivación de los equipos que abastecen diferentes colonias, además de la normalización de presión de agua.
Las colonias que se verán afectadas son las siguientes:

• 𝘀𝗲𝗰𝘁𝗼𝗿 𝗔𝗲𝗿𝗼𝗽𝘂𝗲𝗿𝘁𝗼 como: La Herradura, Santa Isabel, Centro, Primera Legislatura, Brisas, Fovissste 5ta etapa, Dina, Cascadas, Álvaro Obregón y Campestre.

• Del 𝘀𝗲𝗰𝘁𝗼𝗿 𝗜𝗻𝘀𝘂𝗿𝗴𝗲𝗻𝘁𝗲𝘀, las colonias: Adolfo López Mateos, David Gustavo Gutiérrez, Casitas, Ley federal de Agua, 5 de abril, Nueva Reforma y Fovissste 6ta etapa.

• Del 𝘀𝗲𝗰𝘁𝗼𝗿 𝗕𝗮𝗰𝗵𝗶𝗹𝗹𝗲𝗿𝗲𝘀: Lagunitas, Forjadores, Jardines, Miraflores, 8 de octubre, Plutarco Elías Calles, Gonzalo Guerrero, Nuevo Progreso y Payo Obispo.

• 𝘀𝗲𝗰𝘁𝗼𝗿 𝗦𝗼𝗹𝗶𝗱𝗮𝗿𝗶𝗱𝗮𝗱: Caribe, Bicentenario, Territorio Federal, Proterritorio, Solidaridad, Andrés Quintana Roo, Lázaro Cárdenas y Félix González Canto.

De los 6 mil usuarios de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Quintana Roo, en los dos últimos años solo el 10% han logrado liquidar su adeudo con la paraestatal, una situación que provoca un déficit en las finanzas de Estado por más de 110 millones de pesos.

Desde el 2018 se han aplicado una serie de estímulos con el fin de regularizar a los morosos, pero esto se ha vuelto imposible pues el adeudo ya es prácticamente impagable.

Muchos usuarios han dejado de pagar los meses del servicio haciendo que la deuda promedio pendiente ante CAPA sea de 10 mil pesos tras casi 24 meses de morosidad. Aunque muchos usuarios piensan que lo que aparece en el recibo es su adeudo, la realidad es que a esa cantidad se le tiene que agregar los gastos de ejecución, actualizaciones, multas y recargos ante la Dirección de Recuperación de Adeudos y Ejecución Fiscal (Draef).

De acuerdo con la dependencia antes mencionada, la actualización del cobro, por ejemplo, implica sumar 980 pesos a la deuda inicial. Los gastos de ejecución, es decir, la notificación domiciliaria, representa un cobro extra de 580 pesos. Por multas y recargos se cobran otros 7 mil pesos. En total, estos gastos representan un pago extra de aproximadamente 9 mil pesos a la deuda del servicio.

En dos años solo 600 usuarios de los 6 mil que se mantienen en cartera vencida han logrado salir de ella, si bien se ofrece la opción de convenio de pago, para acceder a este beneficio es necesario dejar al menos el 20% de la cantidad total que se debe, mientras que el resto se puede pagar en 36 mensualidades fijas.

Pese a esto un segundo problema es que, para lograr el convenio, es necesario dejar un artículo en garantía que represente al menos tres veces el valor de la deuda. En el caso antes referido, sería una prenda o bien cuyo valor sea de al menos 30 mil pesos. Si el usuario incumple con el pago, su prenda será embargada.

Por esta razón la gran mayoría de los usuarios prefieren no realizar convenios y seguir cargando con su adeudo.

El director general de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) Gerardo Mora Vallejo constató los avances de la sectorización, sustitución de tuberías y micromedición de la zona de distribución de agua potable de Calderitas.

De acuerdo con la CAPA, el Gobierno de Quintana Roo ha invertido más 54 millones de pesos en esta obra que beneficiará a más de 7 mil habitantes con mejores servicios que permitan elevar su calidad de vida.

Esta obra forma parte del compromiso del gobernador Carlos Joaquín para incrementar el desarrollo del Sur de Quintana Roo.

Tras paso del huracán Delta por Quintana Roo, se activaron todas las brigadas en los organismos operadores y municipios del norte del estado para trabajar en conjunto en el restablecimiento de los servicios de agua potable, drenaje sanitario y saneamiento en las zonas rurales y urbanas del estado que fueron afectadas.

La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) en coordinación permanente con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se encuentran trabajando en los municipios de Felipe Carrillo Puerto, Tulum, Lázaro Cárdenas y Cozumel para el restablecimiento de los servicios, en los municipios concesionados como Solidaridad, Puerto Morelos, Benito Juárez e Isla Mujeres, se ha supervisado el restablecimiento de la energía eléctrica para activar las zonas de captación y bombear agua a la población.

Gerardo Mora Vallejo, director general de la CAPA, detalló que la ciudad de Tulum fue el primer sitio en normalizar su operación a las tres horas del paso del huracán Delta debido a que no hubo afectación en la energía eléctrica ni en la infraestructura hidráulica.

Por otro lado, en Cozumel, a pesar de las variaciones de energía eléctrica que se registraron en toda la isla mientras la CFE trabajaba en la atención del cableado, CAPA tomó previsiones antes de la llegada de Delta al llenar los tanques de almacenamiento para poder bombear agua a la población y zona hotelera por algunas horas.

En el caso de Lázaro Cárdenas, la cabecera municipal ya tiene servicio de agua potable al 100 por ciento, sin embargo, continua la variación en la energía eléctrica en puntos como Solferino, Chiquilá y Holbox donde se trabaja con apoyo de plantas generadoras y continua la verificación de infraestructura en algunos puntos de difícil acceso.

Solidaridad empezó a bombear agua potable este jueves; mientras que en Benito Juárez e Isla Mujeres, la CFE continúa trabajando en el restablecimiento de su servicio.