El periodista David Beriain y su camarógrafo de confianza, Roberto Fraile, fueron encontrados el pasado lunes 26 de abril sin vida, acompañados de un miembro de fuerzas de seguridad en la cede de Burkina Faso, mientras filmaban un documental sobre la caza furtiva.

David y Roberto fueron grandes periodistas enfocados en temas de investigación como conflictos armados, violencia y narcotráfico, por lo que han tenido diversos trabajos alrededor del mundo, entre ellos, trabajaron 3 meses en cubierto en el Cartel de Sinaloa para el reportaje “Clandestino”.

En 2017 estos periodistas arribaron al país para hacer contacto con el Cártel de Sinaloa, exactamente cuando el Chapo Guzmán estaba preso.

Dicho documental fue transmitido por Discovery Channel, donde logramos apreciar los secretos a voces de una de las organizaciones criminales más grandes del mundo.

Tuvimos la oportunidad de saber un poco más de cómo funciona este cartel, ya que según las propias palabras de David “ellos saben que estamos aquí y saben quiénes somos” por lo que de la manera más amable y con nervios logró entrevistar a muchos miembros del cártel hasta donde le tenían permitido saber ellos.

Durante su recorrido por México, David tuvo la oportunidad de entrevistar a miembros por las rutas, precios, aspiraciones y hasta códigos de lealtad, además de tener la oportunidad de visitar los laboratorios de Metanfetamina, “la droga de los pobres”, y los campos de heroína y marihuana.

El martes el canciller Arancha González Laya confirmó el deceso de estas personas que se habían reportado como desaparecidas. El secuestro ocurrió en la mañana del mismo lunes en la carretera que une a Fada N’Gourma y Pama mientras los periodistas empezaron a pilotear un dron en el Parque Nacional Arl.

Trataban de grabar como el gobierno de dicho lugar a luchado contra los cazadores furtivos, hasta que fueron secuestrados por un convoy armado.