Un grupo ciudadanos inconformes se presentaron ante la Secretaría de la Contraloría del Estado (SECOES) para interponer una denuncia, ya que la Agencia de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo (AGEPRO) realizó la simulación de una subasta pública, la cual podría ser denunciada por la realización de un fraude por un monto cerca de 2 millones 500 mil pesos.

Personas de diferentes partes de la república fueron citados al centro de convenciones para la realización de la subasta de alrededor de 61 unidades vehiculares, pero se llevaron una gran sorpresa, pues además de que no los dejaron ingresar al recinto, les informaron que todas las unidades ya habían sido vendidas.

Personas que viajaron de la ciudad de México, se mostraron muy inconformes, pues pagaron vuelos y hospedaje, para que a la hora de la subasta resultara que esta jamás se realizó.

Al lugar se presentaron para registrarse alrededor de 45 personas, pero al momento de darse a conocer la lista con la relación de los postulantes, personal de la AGEPRO presento una lista con 107 inscritos, por lo que 62 personas fueron inscritas de manera irregular, las cuales convenientemente están relacionados con el Gobierno del Estado, quienes serían las personas que se adjudicaron las unidades.

Más de 10 millones de pesos fueron derrochados en la renta de automóviles de la empresa Van Car Rental S.A. de C.V. los cuales eran utilizados por altos mandos del Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO). La polémica radica en que el costo por el arrendamiento es similar al costo que generaría la compra de los vehículos, por lo que no se entiende el por qué se optó por pagar una renta millonaria.

De acuerdo a información revelada por varios medios de comunicación en el Estado, el IEQROO, que está encabezo por la Consejera Presidenta, Mayra Sanromán Carrillo Medina, pagó alrededor de 10 millones 689 mil 400 pesos, mediante seis contratos de los cuales cinco fueron entregados por adjudicación directa, a la empresa propiedad del inversionista Cuauhtémoc Velasco.

En el primer contrato de 2 millones 790 mil 960 pesos se estableció la licitación pública IEQROO/LPN/001/2020, para el arrendamiento de vehículos sin opción a compra, para la operación ordinaria del Instituto Electoral de Quintana Roo y trabajos previos al Proceso Electoral Local Ordinario 2021. El costo por vehículo tuvo un precio de 279 mil 096 pesos mensualmente, pese a que los autos tipos Sedan 2018, tienen un costo similar a la compra.

Para el segundo contrato, asignado como IEQROO-LP-002-2019 se pagaron 4 millones 273 mil 672 pesos en la renta de ocho Sedán compacto 2018, una unidad Van modelo 2018 y una pickup doble cabina, también 2018.

De igual manera, el 7 de marzo de 2018, se alquilaron tres vehículos camionetas pick up cabina regular modelo 2018 nuevos; 11 vehículos sedán compacto 2018 nuevos, cuatro cilindros manual o automático; ocho vehículos sedán mediano modelo 2018 nuevos, cuatro cilindros, automática; y un Vehículo Van modelo 2018 nuevo, ocho cilindros, para 12 pasajeros. Cada automóvil tuvo un costo de 337 mil 792 pesos por cada mes de uso.

Por último, cabe señalar que el gobierno de López Obrador adjudicó a Jet Van Car Rental, 84 contratos por 2, 632.8 millones de pesos.