La FGR en Guanajuato, mediante un oficio revelan la cantidad de municiones robadas en los remolques de dos tractocamiones en una carretera de San Luis de la Paz que contenía 7,114,500 cartuchos funcionales de diversos calibres, en su mayoría armas cortas.

El cargamento estaba destinado a transportarse por tierra hacia Texas donde de los 7 millones de municiones, 87,000 eran de calibre 7.62 para armas largas (rifles R-15).

El oficio FED/GTO/SMA/0001740/2021 fue elaborado de la carpeta de investigación iniciada por la delegación, con carácter de “extra urgente y prioritario” por el robo de los cartuchos por un grupo de delincuentes armados en la madrugada del miércoles 9 de junio en su sede en San Miguel de Allende.

La empresa encargada de este cargamento es Industrias Tecnos, quien fabrica y transporta las municiones en Cuernavaca que hicieron el reporte luego de perder contacto con el GPS de los dos tractocamiones y unidades que los custodiaban.

La versión oficial refiere que los vehículos fueron interceptados por un comando de hombres armados, quienes obligaron a custodios a dejar las unidades, mismas que posteriormente abandonaron unos kilómetros al norte, hacia San Luis Potosí, aunque se llevaron los remolques con los millones de balas.

El reporte total detallado del cargamento fue detallado por la FGR que fue: siete millones 114 mil 500 cartuchos útiles calibre .22 de alta velocidad, calibre .22 RH, calibre .40 S&W, calibre .22 LR súper colibrí, calibre .45 automático, .38 especial encamisado, .410 de alta velocidad M.71/2, calibre 7.62 x 51 mm 150 GN, .12 minishell posta, .38 súper auto +P, así como cartuchos calibre .12 minishell sluhg.