17 países de 3 diferentes continentes fueron necesarios para llevar a cabo esta operación, que terminó con 800 delincuentes detenidos por una app de mensajería encriptada que fue construida por el FBI.

Anom es una aplicación de mensajes encriptados destinada a criminales, el FBI y Europol desarrollaron en secreto esta aplicación, debido que una de las mejores maneras de combatir el crimen es usar sus propias armas en su contra.

El nombre de esta operación recibió el nombre de Operación Escudo Troyano, en el cual distribuyeron esta aplicación y crearon una red de más de 12,000 usuarios, a los que fueron rastreadas sus actividades durante dos años.

Durante toda la operación se lograron atrapar 800 personas, 8 toneladas de cocaína, 24 toneladas de otras drogas, 25 armas de fuego y 48 millones de dólares brutos.

En los detenidos hay “miembros de la mafia italiana, bandas de motoristas, y traficantes de drogas internacionales“.

Esta operación inició en 2018 con la aprensión de uno de los creadores de la red de mensajes encriptados Phantom Secure que era principalmente usada por traficantes de drogas y criminales.

A cambio de reducir su sentencia, este accedió a entregar al FBI y a la policía Australiana el control del software de encriptación que estaba desarrollado.

El FBI agregó una llave maestra que permitía desencriptar todos los mensajes asi como una ID que se asociaba a cada teléfono que use Anom.

El confidente distribuyó Anom entre la red de delincuentes que conocía, por lo que en dos años llegaron a la cifra de 12,000 usuarios regulares.

Con la información descifrada y en colaboración de Europol se llevaron a cabo 700 registros domiciliarios y 800 detenidos.