Debido a la sequía que se vive actualmente en México, la producción agrícola y ganadera de 15 Estados se está viendo amenazada, por lo que se tiene una alta probabilidad de aumentar el precio de la canasta básica hasta del 15 por ciento.

La Coalición de Organizadores Democráticas, Urbanas y Campesinas, mencionó que se tendrá que importar el 50% para el consumo nacional, si solo producimos 50% de lo del año antepasado, de acuerdo con los productores la consecuencia de la falta de producción lo tendrá mayormente el consumidor, de igual manera mencionó que si no llegan pronto las lluvias, no habrá cosechas en verano, lo que provocará un incremento de precios mayor en los productos.

En la segunda quincena de mayo, diversos productos de la canasta básica ya han registrado aumento de precios, como por ejemplo el huevo y el frijol registraron un aumento de un 6.5%, el precio del huevo ronda entre los 38 pesos, mientras que el frijol está entre los 38 pesos y 48 pesos.

El economista Alejandro Saldaña, mencionó que las sequías están provocando el encarecimiento del maíz, trigo y sorgo, entre otros granos, lo que aumentará el costo de varios productos como la tortilla, que varía anualmente el 7.6 por ciento, lo que provocará que la tortilla pueda llegar a 20 pesos por kilo y el azúcar a los 54 pesos.

Los productores también advirtieron que el aguacate llegará a costar 65 pesos, el limón 49 pesos y el bistec podrá llegar a los 180 pesos por kilo, si el aumento del precio de la canasta básica continúa, se cerrará el 2021 con una tasa anual de inflación entre el 4.3 y el 4.5%.

Como cada año, los Restaurantes y marisquerías han incrementado sus ventas en un 15% como mínimo por la venta de alimentos marinos, pero se espera que esto llegue al 40% el fin de semana debido a la cuaresma.

Aproximadamente son 50 locales en Chetumal que se dedican a vender platillos o minoristas en la venta de pescado los cuales se han visto beneficiados por esta alza en la compra de productos al comienzo de la semana santa.

El presidente de la Integradora de Servicios Turísticos de Calderitas, Apolinar Gómez Cruz, mencionó que este año ha dejado buenos beneficios económicos en cuanto a la venta de mariscos y pescados.

Se estima que esta “Semana Mayor” las ventas se disparen al 40% extra por la cantidad de gente creyente de dicha costumbre.

“Las familias están llegando a Calderitas a consumir en los restaurantes que en su mayoría venden platillos tradicionales como el pescado frito, ceviches, cocteles, entre otros”, comentó Apolinar Gómez.