A principios del mes de mayo fue capturado en El Salvador, Hugo Ernesto Osorio Chávez, mejor conocido como el psicópata de Chalchuapa, tras varias semanas de arduas labores de búsqueda en su domicilio, se han encontrado aproximadamente 27 cuerpos enterrados.

Tras el asesinato de dos mujeres y dos hombres en una localidad del departamento de Santa Ana, las autoridades de El Salvador lograron la captura de Hugo Osorio, de 51 años de edad. Aunque inicialmente fue detenido por estos asesinatos, el pasado lunes 17 de mayo, en su residencia, se encontraron los restos de al menos 27 personas.

Hugo Osorio fungió como agente de la policía, pero fue dado de baja en el 2010 por señalamientos de los delitos de estupro y violación. Actualmente es señalado por el feminicidio de dos mujeres, encontradas al interior de su vivienda el pasado 7 de mayo, las cuales fueron identificadas como Mirna Cruz Lima, de 57 años, y su hija Jacqueline Cristina Palomo Lima, de 26.

De acuerdo con las autoridades, Osorio se quedó en la escena del crimen e intentó quitarse la vida, lo que facilitó su captura. Desde ese momento inició una investigación en su casa. Se sabe que la mayoría de los cadáveres encontrados en su domicilio pertenecen a mujeres.

Algunos de los restos encontrados corresponden, al parecer, a personas asesinadas hace dos años o incluso más. Entre los muertos se registra una niña, de siete años, y otros dos menores.

El Ministerio Público dijo que en un terreno colindante a la casa de Osorio hay “siete fosas más donde se presume este asesino enterró a otras víctimas” y que, con esta investigación, se podrán esclarecer “casos de personas que habían sido reportadas como desaparecidas”.

Mauricio Arriaza Chicas, director de la Policía Nacional Civil (PNC), dijo sobre los asesinatos descubiertos en Chalchuapa, Santa Ana, que es un caso en donde los agresores, son coyotes, expolicías, exsoldados y vendedores: “En el caso del homicida de Chalchuapa logramos detectar que, en muchos casos, se valió del uso de redes sociales para hacer llegar a las víctimas a su casa, hacemos el llamado a los padres de familia a estar pendientes del uso de redes sociales de sus hijos”.

De acuerdo con sus ex compañeros de trabajo, Osorio Chávez, desde que estaba en la institución tuvo conductas inapropiadas, pues solía publicar su número de teléfono en espacios públicos para establecer relaciones con menores de edad. A mediados de 2012 fue capturado en un centro comercial mientras se disponía a llevarse a una menor en una moto tras prometerle un pago por servicios sexuales.

Hugo Osorio llevaba a las mujeres jóvenes a su casa a base de engaños, donde las violentaba hasta, finalmente, asesinarlas.